12 septiembre 2012
SEAT Toledo

SEAT Toledo

Punto de partida

Prueba | Al principio, el Seat Toledo era una berlina clásica. Los compradores apreciaban su carácter práctico y sensato. El Toledo adquirió de esta manera una base de aficionados fieles. Seat quería hacerlo aún más inteligente y presentó en el año 2004, una mezcla entre un monovolumen y un coche ejecutivo. Lamentablemente, no gustó mucho esta atrevida combinación y las ventas cayeron. Por lo tanto, Seat ahora regresa al punto de partida con una berlina sin mucha pompa: sencillo, amplio y barato.
 

No se puede decir que Seat no tiene sentido de humor: el objetivo del viaje para nuestra prueba con el nuevo Seat Toledo era la ciudad de... Toledo. Seat quiere decir varias cosas con esto. La primera es que Toledo tiene muchísimos lugares fotogénicos para que se divierta nuestro fotógrafo. La segunda es que los alrededores de Toledo son muy aptos para una prueba.

El motivo más importante para elegir Toledo es demostrar que Seat, en todo sentido quiere retornar al punto de partida. El primer Toledo tuvo éxito gracias a su configuración sensata. En el año 1998 el Toledo era un coche poco llamativo y bien práctico. Ofrecía bastante valor por su precio. El Toledo año 2012 tiene el mismo enfoque.

SEAT Toledo

Liftback

Sin embargo, el nuevo Toledo no es como cualquier berlina. El juego de líneas destaca por su sencillez y esto le brinda al Toledo algo elegante que no tienen otras berlinas.

El vidrio trasero traspasa sin costura en el portón. Seat tiene algo de razón cuando llama el Toledo un liftback en vez de una berlina. Por lo mismo, Seat ve chances para la venta fuera de Europa Oriental (donde los hatchback son vistos como 'coches a medias').

SEAT Toledo

Espacio

El maletero estándar mide 550 litros. Doblando el asiento trasero éste aumenta hasta 1.490 litros. ¡Son valores comparables con un familiar de tamaño medio! El acceso al maletero es amplio, porque no solamente abre la tapa sinó también la ventana trasera (atención: ¡éste puede chocar con los techos de parqueos y garajes viejos y/o bajos!).

En el interior no había espacio para creatividad, pero sí para los pasajeros. Todos los componentes son claramente provenientes de la empresa matriz Volkswagen. Solamente el logotipo en el volante indica que aquí no se trata de un Volkswagen. La cabina del coche de prueba está realizada en negro con beige y esto le brinda cierto encanto al Toledo.

SEAT Toledo

El Toledo es un coche sin mucho fárrago, y es así también en el equipamiento. Considerando el precio, Seat lo provee con todo el lujo y la seguridad que se puede esperar, pero nada más. Por supuesto, es posible adornar el toledo completamente a tu propio gusto con las opciones disponibles.

Diésel

Para el recorrido hasta la ciudad de Toledo, Seat empleó el tragaleguas por excelencia: un motor a diésel de 1,6-litros y 105 cv. Esta fuente de poder es relativamente vieja, lo cual en este caso es una ventaja. La empresa madre Volkswagen, ha refinado en el transcurso de los años cada vez más este motor. El gasolinero es ahora muy silencioso y casi no presenta vibraciones.

SEAT Toledo

El par motor ya está disponible en bajas revoluciones. Las relaciones entre los diferentes cambios son elegidos de tal forma que el "1.6 TDI" es animado en la ciudad y más bien tranquilo en la autopista.

SEAT Toledo

En la distancia larga el consumo llegó apenas a 3,6 litros por 100 kms. Por lo que no cuenta con un sistema start/stop, el consumo aumentó considerablemente en la ciudad. El promedio al final llegó a 4,9 litros por 100 kms; un poco más que el consumo oficial (4,4 litros por 100 kms).

Gasolina

Aparte del motor diésel, están disponibles los ya conocidos motores a gasolina "TSI". De todas las marcas, la tecnología TSI de Volkswagen combina mejor buenas prestaciones con un bajo consumo. No solamente en la teoría,sinó, también en la práctica se comprueba repetidamente durante las diversas pruebas con estos motores. Lo que sí merece atención es que estos motores últimamente han recibido críticas sobre su confiabilidad.

SEAT Toledo

A pesar del tamaño y el peso del coche, el Toledo con motor 1.2 TSI (105 cv) se comporta animado y fervoroso. Son solamente los números que indican que este motor es pequeño, porque en la práctica el conductor tiene la sensación de manejar un coche rápido y potente. Durante la prueba, el consumo llegó a 5,2 litros por 100 kms. Eso es fraccionalmente más económico que lo prometido en el folder (5.4 litros por 100 kms).

Sin duda, el motor 1.4 TSI es el más agradable. Esta fuente de poder siempre dispone de una gran reserva de potencia, lo que da la rica sensación de manejar un coche superior. Además, el 1.4 TSI viene estandar con la caja automática "DSG". Ésta cambia de marcha super rápido, casi sin sentirlo y además baja el consumo.

SEAT Toledo

Comportamiento en camino

El más importante competidor del Seat Toledo, es de su propia casa: el Skoda rapid. Debajo de la carrocería, el Toledo y el Rapid son idénticos. Ambos coches tienen el mismo espacio interior, el mismo equipamiento y son disponibles con los mismos motores.

¡Su comportamiento en camino, sin embargo, es bastante diferente! Skoda ha decidido enfatizar el confort y trata de facilitarle la vida al conductor. El Seat Toledo tiene el chasís levemente adaptado y transmite más información al conductor a través del volante. El conductor tiene también más contacto con el chasís, por lo cual el Seat ofrece una fracción mas placentera al conducir.

SEAT Toledo

Conclusión

El Seast Toledo está de regreso. Por eso hicimos una prueba a la ciudad de Toledo. En la larga distancia, el Toledo se pudo comprobar. Seat desde hace tiempo ya no es la marca de bajo presupuesto de Volkswagen. El Toledo está previsto de la última tecnología de la marca matriz. Todos los motores son fuertes silencios y económicos. Quizás el Toledo es el Seat menos excitante para manejar, su comportamiento en camino es excelente.

Después de un experimento poco exitoso con una mezcla entre berlina y monovolumen, el nuevo Toledo es una berlina como estamos acostumbrados. Gracias a las líneas rectas y a la vez elegantes, el Toledo no se ve soso o sin gracia. Como los primeros Toledos, la cuarta generación es amplia, práctica y más que todo sensata.

plus
  • Conduce muy bien
  • Rapido y económico
  • Muy amplio, también atrás
min
  • Limitada vista en retrovisor
  • Porton trasero abre demasiado alto (choca con techos de parqueos bajos y/o viejos)

Ver también

Skoda RapidSkoda Rapid