11 abril 2019
 

SEAT

SEAT convence

Autozine
11 de abril 2019 | SEAT lo tiene todo para convencer: una de las gamas más amplias del mercado por tipo de carrocerías, y también por la tecnología de sus mecánicas. Para ser líderes de ventas en España y crecer hasta conseguir records mundiales -con los mejores resultados de la historia para la marca española en 2018- SEAT no ha necesitado de la tecnología TGI, pero su gama de gas natural comprimido o GNC bien podría ser uno de sus principales argumentos de cara al futuro.
 

Estamos hablando de una alternativa real a todo lo que conocemos, no una solución de transición. Es la tecnología alternativa más efectiva frente al diésel, a la gasolina, e incluso a los vehículos híbridos eléctricos, e híbridos enchufables, que muy pronto también estarán disponibles en la gama de la marca española. SEAT es el único fabricante europeo que ha apostado decididamente por el gas vehicular GNC, desarrollando una tecnología sencilla, pero eficaz. Gracias a ella se consigue una rango de eficiencia difícil o casi imposible de emular para ninguna otra de las tecnologías de movilidad, incluida la del coche eléctrico puro, si tenemos en cuenta la procedencia de la producción de la energía con la que se mueve, siempre y cuando no proceda exclusivamente de fuentes renovables (lo que resulta realmente complejo). La gama TGI que ofrece el fabricante español incluye cuatro modelos completamente diferentes: el nuevo SUV Arona, primer SUV del mundo en utilizar GNC como combustible, el polivalente Ibiza, el compacto León, que se ofrece en carrocería de cinco puertas y ST familiar; y el urbano y ágil Mii Ecofuel. Cuatro modelos diferentes, pero una misma tecnología, que en este momento es la alternativa más respetuosa con el medio ambiente, además de ser la más ventajosa para su conductor. Primero, porque a diferencia de lo que ocurre a la hora de comprar un coche eléctrico o incluso un hibrido enchufable, el precio del coche no se dispara y se mantiene en unos márgenes más que razonables y accesibles para el gran público. Luego, porque dependiendo de la comunidad autónoma de residencia, podrá tener descuentos y subvenciones a la compra. Pero lo más importante es que dispone de la deseada etiqueta ECO y todas las ventajas que eso conlleva, de cara al acceso a las ciudades más pobladas dentro de cualquier episodio de contaminación, salvo para aparcar en el nivel cinco… Y para reforzar el argumento de compra con los TGI de SEAT y la etiqueta ECO, su feliz usuario se ahorrará hasta un 75% del impuesto de circulación, no tendrá que pagar impuesto de matriculación, podrá aparcar en las zonas de aparcamiento controlado en el centro de las ciudades -con precios bonificados-.

SEAT

La clave, no es tanto elegir el coche más potente o más bonito… es elegir bien y adquirir un coche con la mejor etiqueta, la que nos permita acceder a cualquier parte; incluyendo una tecnología que nos otorgue, además, una destacada e imprescindible autonomía.

Con estos requisitos no hay tecnología como la que nos brinda la gama TGI de SEAT. "En los últimos tiempos se está dando el caso de que muchos clientes ya no entran en un concesionario buscando tal o cual modelo, buscan la etiqueta con la que se pueda mover con total o mayor libertad", comentaba Mikel Palomera, director general de SEAT España y principal abanderado del GNC dentro de SEAT y del Grupo Volkswagen, en una reciente ponencia. La solución que esperan muchos de estos clientes es el GNC: da acceso a las ciudades, permite aparcar en su interior en las zonas reguladas sin problema y ofrece una gran autonomía. Gracias a las últimas modificaciones y mejoras introducidas, con un tercer depósito de GNC para los Ibiza, Arona y León, entre otros, se ofrece una autonomía superior a los 400 Km, mientras que el León supera los 500 kilómetros utilizando exclusivamente GNC.

SEAT

Y por si esto no fuera más que convincente, lo mejor es seguir echando cuentas. Si tenemos en cuenta que el kilo de gas está a 0,90 euros de media en nuestro país, es fácil calcular que los 100 kilómetros nos costarán 2,97 euros, frente a los 6,08 euros que costará cubrir la misma distancia con el mismo motor, pero alimentado por gasolina; o los 4,8 euros que costará idéntica distancia con un diésel de las mismas prestaciones.

La adopción de ese tercer depósito es la clave para apostar de una forma definitiva por el Gas Natural Comprimido (GNC). Y SEAT, en cooperación con comunidades autónomas y grandes empresas distribuidoras de gas, están trabajando duro para que el GNC llegue a cada rincón del país. En la actualidad hay 65 estaciones públicas de recarga de GNC, y antes de que acabe el año debería haber más de 100 surtidores, que prácticamente garantizarían el acceso al Gas Natural Vehicular en todo el territorio español. Con la gama TGI, SEAT tiene una familia única en el mundo, y posiblemente la mejor adaptada a los nuevos tiempos.

SEAT