6 mayo 2013
feedback
 

Porsche

Nuevos Porsche 911 Turbo y 911 Turbo S

Autozine
6 de mayo 2013 | Hace 50 años, el 911 hacía su debut en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort y, justo una década después, se mostraba el prototipo del 911 Turbo en ese mismo escenario. Ahora, en su cuarenta aniversario, Porsche presenta la nueva generación del 911 Turbo y Turbo S, la cumbre tecnológica y de rendimiento en la gama 911.
 

El nuevo sistema de tracción a las cuatro ruedas, la dirección activa sobre el eje trasero, una aerodinámica adaptativa, faros de LED y un motor bóxer biturbo de seis cilindros de hasta 560 caballos de potencia, subrayan el protagonismo de esta nueva generación del 911 Turbo como plataforma tecnológica, pensado y diseñado tanto para el uso diario como para correr en circuitos. Tiene una importancia crucial el chasis de diseño ligero completamente nuevo, con una distancia entre ejes alargada 100 milímetros y en el que se emplean llantas de 20 pulgadas. El sistema antibalanceo activo PDCC, que se ofrece por primera vez en el 911 Turbo, mejora aún más el rendimiento del vehículo. Este sistema formará parte del equipamiento de serie en el 911 Turbo S, igual que el Paquete Sport Chrono Plus con soportes de motor dinámicos y frenos cerámicos PCCB. Todos estos elementos están disponibles también como opción en el 911 Turbo. Como resultado de todas las mejoras, el nuevo 911 Turbo S rebaja el tiempo por vuelta en el circuito de Nürburgring Nordschleife a menos de 7:30 minutos. El sonido intensifica la experiencia de conducción y la "melodía" del motor es transmitido al habitáculo a través de las membranas de los altavoces.

Porsche

 El extraordinario rendimiento del tren de rodaje se debe principalmente a los avances en el motor y al nuevo sistema de tracción a las cuatro ruedas PTM. El motor turbo de seis cilindros con inyección directa ofrece una potencia de 520 caballos en el Turbo, mientras que en el modelo S sube a los 560 CV. Porsche continúa siendo el único fabricante de automóviles que ofrece dos turbocompresores con turbina de geometría variable para un motor de gasolina. La potencia se transmite al tren de rodaje por medio de la transmisión de doble embrague y siete velocidades PDK, que ahora permite una función start/stop en la que el propulsor se para antes en el proceso de deceleración, además de contar con el llamado modo de marcha "a vela". Junto al nuevo sistema de gestión térmica para el motor turbo y la transmisión PDK, las tecnologías eficientes han reducido el consumo de combustible en un 16%, según el ciclo homologado NEDC, hasta los 9,7 litros por cada 100 kilómetros en ambos modelos.

Para una distribución de potencia aún más rápida y precisa entre los dos ejes, Porsche ha desarrollado un nuevo sistema de tracción a las cuatro ruedas (PTM), que activa un embrague multidiscos controlado electrónicamente. El sistema está equipado con una nueva función de refrigeración por agua, de manera que puede enviar todavía más par a las ruedas delanteras si es necesario. Simultáneamente, la interacción optimizada del motor, la transmisión y el sistema de tracción total, permite una capacidad de aceleración aún mejor. El 911 Turbo con el Paquete opcional Sport Chrono Plus acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos, lo que supone rebajar en una décima el valor del 911 Turbo S anterior. Por su parte, el nuevo 911 Turbo S pasa de 0 a 100 km/h en sólo 3,1 segundos, con una velocidad máxima de 318 km/h.

Porsche

Los dos nuevos modelos ofrecen un aspecto más poderoso que nunca. Los característicos pasos de rueda traseros de la nueva generación 911 Turbo son 28 milímetros más anchos que en los modelos 911 Carrera 4, con una amplitud aproximada de una mano entre el pilar C y la parte más exterior de la carrocería. Otra característica diferenciadora es la incorporación de llantas forjadas de 20 pulgadas en dos tonos, con tuerca central en el 911 Turbo S. Este modelo también lleva unos nuevos faros completamente de LED, con cuatro puntos de luz diurna y luces dinámicas controladas en base a la información que proporciona una cámara. Todo ello se puede pedir como opción en el 911 Turbo.

El habitáculo ha sido completamente rediseñado en ambos 911 Turbo, siguiendo el estilo de la familia 911 Carrera. El 911 Turbo S está extraordinariamente equipado y ofrece detalles como un exclusivo interior donde se combinan los tonos negro y rojo Carrera, así como asientos superdeportivos con 18 tipos de reglajes y memoria. Además, las carcasas de los respaldos están tapizadas en cuero, con costuras dobles y varios elementos de aspecto similar a la fibra de carbono. Igual que en los modelos anteriores, el sistema de sonido Bose forma parte del equipamiento de serie y, por primera vez, hay disponible un sistema Burmester opcional. Otros elementos opcionales totalmente nuevos son el control de crucero con radar de distancia, un dispositivo de reconocimiento de señales y límites de velocidad a través de una cámara.

Porsche

Los modelos top de la gama 911 llegarán al mercado a finales de septiembre de 2013. Los precios finales de ambos modelos para el mercado español son 186.093 euros para el 911 Turbo y 223.967 euros para el Turbo S.