25 julio 2014
 

Porsche Cayenne

Lifting facial para Porsche Cayenne

25 de julio 2014 | Un diseño más afilado, una eficiencia mayor y un equipamiento de serie ampliado son las características esenciales del nuevo Porsche Cayenne. Como vehículo deportivo entre los SUV, además de contar con cinco cómodas plazas y diversos elementos de gran calidad, ofrece también un espacio amplio y una experiencia de conducción única: altas prestaciones y el ADN típico del diseño Porsche.

La nueva generación del Cayenne se lanzará al mercado en cinco versiones: Cayenne S, Cayenne Turbo, Cayenne Diesel, Cayenne S Diesel y, como estreno mundial, el Cayenne S E-Hybrid, que es el primer híbrido enchufable en el segmento de los SUV premium. Este modelo, junto con el Panamera S E-Hybrid y el 918 Spyder, hace que Porsche sea el único fabricante del mundo en ofrecer tres coches híbridos enchufables. Todas las versiones del Cayenne han mejorado sus datos de prestaciones, así como su economía de combustible, en comparación con las variantes anteriores. También se estrena un nuevo motor para el Cayenne S, un V6 biturbo de 3.6 litros, desarrollado completamente por Porsche.

El Cayenne es una historia de éxito única en Porsche. Este vehículo hizo realidad la idea de un deportivo en el segmento de los SUV y estableció nuevos estándares ya desde el comienzo. Sus ventas han superado todas las expectativas: Entre 2002 y 2010 se produjeron más de 276.000 unidades de la primera generación y, a partir de ese año, se han construido alrededor de 303.000 de la segunda. Por tanto, el Cayenne no sólo ha impulsado el incremento en la rentabilidad de Porsche, sino que ha creado unas bases económicas sólidas para invertir en futuras generaciones de deportivos.

Porsche Cayenne

En el mercado español, la historia no ha sido menos exitosa. El Cayenne es una referencia en su segmento, la perfecta combinación de prestaciones y uso familiar.

En esta última generación los diseñadores de Porsche han dado al Cayenne unas formas aún más afiladas, con líneas precisas y unos contornos hechos a propósito para reflejar la luz. El diseño del frontal de la carrocería, las aletas delanteras y el capó son completamente nuevos. También son nuevas las tomas laterales, con unos deflectores delanteros para dirigir eficazmente el aire de refrigeración a los intercoolers y también para ofrecer un impacto visual más poderoso.

A primera vista, el nuevo Cayenne se puede identificar claramente como un Porsche por sus faros bixenón, que son de serie en los modelos básicos y en los S, con las cuatro luces de LED diurnas flotantes. Las altas prestaciones de la versión superior, el Cayenne Turbo, se enfatizan con unos faros de LED que incluyen el Sistema de Luces Dinámicas Porsche (Porsche Dynamic Light System, PDLS).

Porsche Cayenne

En el interior los diseñadores dedicaron gran parte de sus esfuerzos al espacio del conductor, que tiene un nuevo volante deportivo multifunción con levas de serie, con un aspecto y funciones basados en el volante del 918 Spyder. También el sistema de asientos posteriores se ha hecho aún más confortable y, como opción, se puede pedir la ventilación para ellos.

La potencia y el par se han aumentado, al mismo tiempo que mejora la economía de combustible. Todo esto se ha conseguido gracias a modificaciones en diversas partes del tren de rodaje. Por ejemplo, todos los nuevos Cayenne consumen bastante menos combustible por la función que permite "navegar a vela", es decir, con el motor al ralentí. También el más avanzado "auto start-stop plus" y una gestión térmica optimizada influyen en dicha reducción del consumo. Por primera vez se usan en el Cayenne los deflectores de aire activos para refrigeración. Están situados detrás de la toma de aire central y son controlados por el sistema de gestión del motor. Se abren y se cierran de acuerdo a las situaciones específicas de conducción y a las necesidades de refrigeración, y de esta manera adaptan el volumen de aire que está disponible para enfriar. Cuando están cerrados mejoran la aerodinámica.

El Cayenne S E-Hybrid es el primer híbrido enchufable en el segmento de los SUV premium. La batería puede cargarse mediante la red de energía eléctrica o mientras se está conduciendo. A través del Porsche Car Connect de serie se pueden obtener los datos más relevantes del vehículo, así como controlar diversas funciones desde un teléfono inteligente.

Porsche Cayenne

El Panamera S E-Hybrid ha establecido un hito mundial al ser el primer vehículo enchufable de categoría premium. También se ha implantado ya una tecnología híbrida extraordinariamente potente en un superdeportivo, el 918 Spyder. Este automóvil sirve como ejemplo de lo que supone la transferencia tecnológica proveniente de la competición a los coches de serie: la forma de tecnología de propulsión híbrida más avanzada es la que lleva actualmente el 919 Hybrid de competición, y también está en estudio para los vehículos de producción en serie.

El nuevo motor V6 biturbo de 3.6 litros del Cayenne S es otro ejemplo de cómo la reducción de cilindrada y del número de cilindros no comprometen los valores clave: el consumo de combustible está entre 9,8 y 9,5 l/100 km (229-223 g/km CO2), lo que supone un litro menos que con el motor V8 anterior. El V6 biturbo desarrolla una potencia máxima de 420 CV a 6.000 rpm, es decir, 20 CV más. El par de 550 Nm está disponible entre las 1.350 y las 4.500 rpm (50 Nm más). La potencia unitaria previa, de 83 CV por litro, se ha incrementado a 117 CV, lo que significa una mejora de alrededor del 40%. Con su transmisión de serie, la Tiptronic de ocho velocidades, el Cayenne S acelera de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos (5,4 segundos con el paquete opcional Sport Chrono). Esta cifra rebaja en 0,4 segundos la del anterior Cayenne S. La velocidad máxima del vehículo es ahora de 259 km/h.

El Cayenne Turbo se caracteriza por su alto nivel de prestaciones, su empuje constante y su capacidad para afrontar cualquier situación de conducción. Su cilindrada de 4.8 litros, los ocho cilindros y la fuerza del sistema biturbo, dan como resultado una potencia de 520 CV a 6.000 rpm y un par de 750 Nm desde las 2.250 hasta las 4.000 rpm. Esto hace que el Cayenne Turbo acelere de 0 a 100 km/h en  4,5 segundos (4,4 segundos con Sport Chrono). Su velocidad máxima es de 279 km/h. Tiene un consumo de combustible que entre 11,5 y 11,2 l/100 km (267-261 g/km CO2).

Porsche Cayenne

Las versiones diésel del Cayenne combinan la deportividad con un consumo de combustible aún mejor. Por ejemplo, el motor V6 de tres litros del Cayenne Diesel desarrolla 262 CV a 4.000 rpm y tiene un consumo de entre 6,8 y 6,6 l/100 km (179- 173 g/km CO2). Gracias a su sistema SCR (Selective Catalytic Reduction), el coche cumple ya con la normativa EU6 sobre emisiones. Con un par de 580 Nm, el vehículo puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos y su velocidad máxima es de 221 km/h. El motor V8 de 4.2 litros del Cayenne S Diesel desarrolla 385 CV y tiene un par de 850 Nm. Alcanza los 100 km/h desde parado en 5,4 segundos. Su velocidad máxima es de 252 km/h y el consumo medio es de 8,0 l/100 km (209 g/km CO2).

El nuevo Cayenne se lanzará al mercado el próximo 11 de octubre de 2014 y el precio para España es a partir de 75.144 euro.

Porsche Cayenne Porsche Cayenne Porsche Cayenne Porsche Cayenne