7 diciembre 2016
feedback
Opel Insignia (2008 - 2017)

Opel Insignia Grand Sport

Nuevo Opel Insignia Grand Sport

Autozine
7 de diciembre 2016 | Tras el éxito de la primera generación, "Car of The Year 2009" y de la que se han vendido más de 900.000 unidades, el nuevo Opel Insignia Grand Sport está basado en una arquitectura completamente nueva. La distancia entre ejes se ha ampliado en 92 mm, permitiendo un interior mucho más espacioso, lo que beneficia especialmente a los pasajeros del asiento trasero. Esto también ha permitido a los diseñadores dar al nuevo modelo unas sorprendentes nuevas proporciones más atléticas y una presencia de auténtico buque insignia: parece mucho más largo y bajo, tiene la silueta fina y afilada de un coupé y la rotunda presencia de coches de segmentos más altos. Todo esto se combina con una destacada aerodinámica y un Cx de sólo 0,26.
 

En el interior, el nuevo Insignia Grand Sport también sorprende al conductor con el fino salpicadero envolvente y con una posición de conducción tres centímetros más baja, lo que ofrece una experiencia de conducción más integrada y directa. Al igual que cuando se desarrolló el Opel Astra, la eficiencia ha sido una de las claves buscadas durante el desarrollo. La nueva arquitectura optimizada y el uso de materiales ligeros han permitido lograr un ahorro de peso de hasta 175 kilos. Las más modernas tecnologías, como la nueva tracción integral con reparto vectorial del par o la nueva caja de cambios automática de ocho velocidades, permiten a los conductores explotar todo su potencial.

Opel Insignia (2008 - 2017)

Además, el nuevo Insignia Grand Sport ofrece todo un plantel de tecnologías avanzadas para hacer la conducción más segura, relajada y confortable que nunca. Basado en el aclamado sistema matricial de iluminación adaptativa del Astra, los ingenieros de Opel han desarrollado la segunda generación del sistema de iluminación IntelliLux LED para este modelo: es aún más rápido y más preciso, al mismo tiempo que es más potente y su función de largo alcance ilumina hasta 400 metros. El asistente de cambio involuntario de carril, con corrección automática de la dirección, una nueva pantalla HUD de proyección de datos en el parabrisas o la cámara de visión 360º, junto con elementos de confort como los exclusivos asientos ergonómicos con certificación AGR, los asientos delanteros y traseros calefactables o el parabrisas térmico, aumentan el confort en el interior del nuevo Insignia. La total conectividad también se puede lograr a bordo del coche gracias a la última generación de sistemas multimedia IntelliLink y a los servicios de conectividad personal y asistencia Opel OnStar, que con este lanzamiento ofrecerá un nuevo servicio de reserva de hoteles. Pero, el nuevo Insignia Grand Sport no sólo se preocupa de la seguridad de sus ocupantes: es el primer Opel en contar con un capó activo de aluminio, el cual, en caso de colisión con un peatón se eleva en milésimas de segundo para aumentar el espacio libre entre el capó y las partes más duras del motor, mejorando de esta forma considerablemente la seguridad de los peatones.

No se oculta que el Concepto Opel Monza ha sido la fuente de inspiración en el diseño interior y exterior del nuevo Insignia Grand Sport. El ejemplar del Monza estaba en el estudio de diseño mientras los diseñadores creaban el nuevo buque insignia de Opel. Su misión era la de hacer que el nuevo Insignia tuviera un aspecto tan elegante, fino y atlético como el del coche de concepto.

El resultado habla por sí mismo. El nuevo Insignia Grand Sport parece tan ligero como lo que ha perdido en peso. A pesar de una longitud total que ha crecido ligeramente (4.897 mm) con respecto a su antecesor, en la nueva generación se han conseguido ahorrar 60 kilos sólo en su carrocería desnuda. En total, la nueva generación pesa hasta 175 kilos menos que el modelo al que sustituye. Mientras la distancia entre ejes ha crecido en 92 mm, los voladizos delanteros y traseros se han reducido sensiblemente y las vías son ahora 11 mm más anchas. Estos cambios dan al Insignia Grand Sport unas proporciones que son más típicas de modelos de tracción trasera y segmentos más altos. La línea del techo curvada y que es 29 mm más baja, añade tensión al diseño del Insignia: tiene la silueta elegante y atlética de un coupé.

Los elementos gráficos de las ventanillas laterales muestran una franja cromada superior, en vez de un marco completo, lo que rebaja visualmente el coche y destaca su ancha apariencia. La fina forma de "álabe" destacada en la parte baja de las puertas dirige la mirada hacia la parte trasera. El nuevo Insignia Grand Sport es tan afilado como parece: tiene un ejemplar coeficiente aerodinámico de sólo 0,26, siendo uno de los modelos más aerodinámicos de su clase.

La parte trasera cuyo diseño limpio y sencillo, combinado con los pilotos LED con la característica forma de doble ala, contribuyen también a dar al coche una apariencia más ancha. La tercera luz de freno también con tecnología LED ha sido montada en la línea de techo. Contribuye a dar a la parte trasera una apariencia más sofisticada y más tecnológica típica de modelos premium.

Opel Insignia (2008 - 2017)

La atención a los detalles más pequeños también se hace tangible dentro del vehículo. El habitáculo refleja claramente la filosofía de diseño de Opel de "arte escultural unido a precisión alemana". El panel de instrumentos presenta superficies sutilmente esculpidas, una orientación hacia el conductor y un ancho diseño horizontal. El diseño general refleja la sensación de eficiencia, precisión y espaciosidad. Los ocupantes de los asientos traseros se benefician en gran medida del nuevo diseño y las proporciones revisadas. La distancia entre ejes aumentada y una arquitectura completamente nueva les ofrece 32 mm más a la altura de la cadera, 25 mm más a la altura de los hombros y distancia para las rodillas y 8 mm más de espacio hasta el techo. El volumen del maletero entre 490 y 1.450 litros es también impresionante. El puesto de conducción está perfectamente alineado hacia el conductor, el cual se sienta tres centímetros más bajo que en modelo anterior y, de esta forma, está mejor integrado en el coche, consiguiendo una postura de conducción más deportiva e intensa. La amplia consola central que envuelve aún más al conductor ofrece el tipo de sensación de conducción de un coche de segmentos más altos. Las líneas limpias, las superficies esculpidas y los detalles de artesanía, con materiales premium en todas las zonas que se tocan, también contribuyen a aportar una gran sensación de elegante bienestar. La experiencia general es intuitiva y elegante en su simplicidad.

El nuevo y más desarrollado chasis FlexRide aporta la base para obtener el mejor comportamiento en cualquier situación de conducción. Adapta la amortiguación, la dirección y la respuesta del acelerador y el régimen de cambio en los coches automáticos, de forma independiente o a través de los modos "normal", "sport" y "tour" seleccionables. Dependiendo del modo seleccionado, el control electrónico de estabilidad ESP interviene más tarde, dando al conductor más permisividad. El nuevo software del `Control de Modo de Conducción - Drive Mode Control´ es el corazón y el alma del chasis adaptativo. Analiza continuamente la información ofrecida por los sensores y ajustes y reconoce el estilo de conducción de cada uno.

El nuevo Insignia Grand Sport, además de por su avanzada tecnología de chasis, impresiona también por los modernos sistemas de confort y asistencia al conductor. Ningún otro modelo en este segmento ofrece una gama tan amplia de tecnologías inteligentes como esta nueva generación.