Fecha de publicacion: 28 noviembre 2021
Opel Combo-e Life
Prueba

Opel Combo-e Life

Sin compromiso

Prueba - "Sin compromisos" es el lema de Opel para el Combo-e Life. Sin embargo, cualquiera que utilice un vehículo comercial como turismo hace necesariamente un compromiso. Después de todo, un vehículo comercial no tiene el refinamiento de un turismo. Ahora cambian aún más las cosas: los conocidos motores diésel y de gasolina se sustituyen por propulsión eléctrica. ¿Se trata de una mejora o de otro compromiso?

La razón para elegir una Combo Life es la combinación de un precio modesto y un espacio abrumador. Así que la primera pregunta es si ese espacio se conservará con la introducción del "Combo-e" eléctrico. La respuesta es: sí, porque las baterías están integradas en el suelo.

Opel Combo-e Life

Espacio

Al igual que las versiones normales, el Combo-e está disponible con batalla estándar y extendida. En ambos casos se pueden ofrecer siete plazas, pero sólo la versión larga ofrece también espacio para el equipaje de siete personas. Dado que un motor eléctrico es mucho más pequeño que un motor de combustión interna, se ha liberado mucho espacio bajo el capó, pero Vauxhall no ha optado por convertirlo en espacio de almacenamiento adicional. ¿Quizás haya aquí una oportunidad para el comercio de accesorios?

Incluso en el habitáculo, apenas se notan los efectos de la nueva tecnología de propulsión. El interior sigue ofreciendo mucho espacio de almacenamiento en las puertas, la consola central e incluso el techo. La palanca de cambios se ha suprimido, ya que los coches eléctricos no necesitan marchas. Por tanto, sólo bastan los botones de marcha adelante, marcha atrás y punto muerto.

Opel Combo-e Life
Opel Combo-e Life

Como los relojes situados detrás del volante habían sido sustituidos anteriormente por una pantalla, fue fácil adaptar su contenido a la conducción eléctrica. Por ejemplo, ya no muestra un cuentarrevoluciones, sino un indicador de cuánta electricidad se consume o, por el contrario, se recupera. Por lo demás, Opel apenas explota las posibilidades que ofrece una pantalla de visualización; otros fabricantes lo hacen mejor, con diseños libremente configurables o pantallas personalizadas para situaciones específicas (ciudad/carretera).

El coche de pruebas está equipado con una pantalla independiente en el centro del salpicadero, que controla el sistema de audio, comunicación y navegación, entre otras cosas. Es similar al de otros modelos de Vauxhall y cumple con creces. El manejo es sencillo y las opciones son suficientes, pero en ningún caso el sistema de infoentretenimiento del Combo destaca por encima de la media. Desafortunadamente, la calidad del sonido es particularmente pobre para un sistema de audio estándar. Suena como si los altavoces estuvieran colocados detrás de múltiples cortinas, lo que resulta en un sonido lanudo e impuro. La música no se escucha, pero para la palabra hablada (noticias, podcasts) es suficiente.

Conducción eléctrica

Con sus diversos coches eléctricos, Opel pretende que la barrera a la conducción eléctrica sea lo más baja posible. Para ello, dota a los coches eléctricos, en la medida de lo posible, del carácter familiar de un motor de gasolina. Por eso, el Combo-e Life responde al acelerador con mucha más cautela que muchos otros coches eléctricos. Aunque la aceleración es tranquila, es mucho más suave y silenciosa que con un motor de combustión interna. Ese silencio no lo rompen los ruidos de los neumáticos o del viento (que se anularían frente al ruido del motor en el Combo normal).

Opel Combo-e Life

Los coches eléctricos pueden recuperar energía dejando que el motor eléctrico actúe como una dinamo cuando se suelta el pedal del acelerador. Cuanto más se reduce la velocidad, más energía se recupera. En esto también, el Combo-e Life es mucho más comedido que otros coches. Cuando se suelta el acelerador, el Vauxhall se contiene como un motor de gasolina que va en cuarta. Seleccionar el modo B es como reducir la marcha para frenar el motor, pero aun así el Combo-e no reduce la velocidad tanto como otros coches eléctricos. Si esto es bueno o malo es algo personal. Los que están acostumbrados a un coche eléctrico pueden anhelar más (conducir con 1 pedal), pero para los que se cambian al coche eléctrico, esto puede proporcionar un umbral más bajo.

Las prestaciones del potente motor de 130 CV / 260 Nm son más que suficientes y aproximadamente iguales a las del motor diésel más potente del Combo. El consumo de energía es obviamente mucho menor, ya que un motor eléctrico convierte realmente la mayor parte de la energía en movimiento. Esto se debe a que un motor de combustión interna también utiliza el combustible para producir calor (no deseado) y ruido. En función de la potencia, los costes de funcionamiento son, por tanto, hasta un 75% inferiores a los del Combo con motor de gasolina. Sin embargo, debido a su moderada línea aerodinámica, el consumo de energía es mucho mayor que en otros coches eléctricos (como los propios Corsa-e y Mokka-e de Opel).

Durante la prueba se pudieron recorrer unos 250 km con la batería llena. La carga puede realizarse en un cargador rápido, en un punto de carga público o en el enchufe de casa. Con una aplicación de Opel, este proceso se puede supervisar a distancia para, por ejemplo, despejar el punto de carga para el siguiente usuario. También es posible encender la calefacción a distancia, para que no descargue la batería en carretera.

Opel Combo-e Life

Características de conducción

Durante la prueba, la propulsión eléctrica no se percibió como un compromiso por razones de coste o medioambientales. Al contrario, ¡progresa en todos los aspectos! Y lo mismo puede decirse de la maniobrabilidad. El Combo-e Life es y sigue siendo un turismo basado en un vehículo comercial. Por tanto, el chasis es mucho menos refinado que el de un turismo y, además, está puesto a punto para el transporte de mercancías. Sin embargo, la puesta a punto del Combo Life difiere de la del Combo Cargo. Por lo tanto, el Combo Life es más tolerante, tanto en vacío como con carga máxima.

Del peso extra de las baterías, poco o nada se nota en la práctica. Sin embargo, sí se nota que la Combo-e está mejor equilibrada que la Combo convencional. Debido a su gran altura, el Combo tiende a "rodar" más en las curvas, lo que se contrarresta gracias al bajo centro de gravedad del Combo-e. Esto hace que el coche sea más estable e inspire más confianza. Esto hace que el coche sea más estable e inspire más confianza.

Opel Combo-e Life

Conclusión

¿Es el Opel Combo-e Life un compromiso o no? Sí y no. Con la llegada de la propulsión eléctrica, el Combo Life se ha vuelto mucho más cómodo, haciendo que el vínculo con el coche de empresa sea aún menos obvio.

Sin embargo, esta nueva ventaja también tiene un inconveniente. Dado que el precio de un coche eléctrico viene determinado en gran medida por la batería, el Combo-e Life es aproximadamente tan caro como otros coches familiares con propulsión eléctrica. Como esos competidores están diseñados desde cero como turismos, ofrecen un equipamiento y un manejo aún más sofisticados.

Sin embargo, el Combo-e Life mantiene una importante ventaja: el Vauxhall ofrece espacio para siete personas y su equipaje. Así que si no se quiere renunciar al espacio, el Combo Life sigue siendo una elección inteligente.

favor
  • Muy barato por KM
  • Espacioso y práctico
  • Suave, silencioso y cómodo
Contra
  • Mal sonido del sistema de audio
  • Consumo de energía muy superior al de un coche eléctrico estándar