28 marzo 2013
Opel Cabrio

Opel Cabrio

Belleza clásica

Prueba | Va a llegar el momento inevitable en que te das cuenta que has madurado. Un coche ya no será un juguete o un medio para impresionar a otros. Pero eso no quiere decir que ya no podrás apreciar un coche especial. Por el contrario! Tu sabor se habrá refinado. Posiblemente el Opel Cabrio entonces será más atractivo que nunca.
 

En el resto del mundo este Opel se llama Cascada pero en España fue bautizado Cabrio. Poco tiempo después de que empezamos la prueba, notamos algo: el Opel Cabrio posee una grandeza que no es normal para un coche de este precio. Conducir el Cabrio no es excitante sino calmante.

Cuatro personas

Una mirada a las especificaciones nos enseña el por qué: el diseño es modesto y el precio bajo causa ciertos prejuicios. Pero... este Opel abierto es efectivamente del mismo tamaño que el Audi A5 Cabrio o un Mercedes-Benz cabrio de la Clase E. Si quieres comparar el Cabrio con otro Opel, tendría que ser más antes con el Insignia que con un Astra.

Opel Cabrio

Opel presenta el Cabrio como un verdadero coche para cuatro personas y lo hace con razón. El espacio adelante es excelente. El espacio atrás para las cabezas es mejor de lo que se espera viendo el coche. Más que todo es el espacio atrás para las piernas que hace que adultos muy largos no estén sentados cómodamente (pero para distancias cortas no es ningún problema).

Una opción es el ajuste electrónico de los asientos delanteros. En este caso también se mueven electrónicamente para que los pasajeros traseros suban a bordo. Sin embargo, por razones de seguridad el asiento delantero se mueve tan lento que ya no es cómodo sino más bien perjudicial. Un detalle astuto: cuando el asiento delantero retorna a su posición original y encuentra resistencia, el ordenador concluye que se necesita más espacio para las piernas atrás y el asiento se detiene.

Opel Cabrio

Techo

El Cabrio está previsto de un techo de tela tradicional. Opel ha elegido este tipo de techo porque es más fácil de doblar que un techo metálico. Ésto les dio a los diseñadores más libertad con una silueta más elegante como resultado. Tampoco deja de tener importancia: un techo de tela es más liviano y eso favorece tanto al comportamiento en camino como al consumo.

El techo es tensado de forma extrema para evitar que se infle con velocidades altas (la baja resistencia detrás de un coche puede deformar un techo de tela). Si hicieras un recorrido de prueba con el Cabrio, tienes que fijarte en la ventanilla trasera. Es integrada de forma hermosa sin costura visible a la tela. En la mayoría de los cabrios es simplemente atascada por debajo de la tela.

Opel Cabrio

Si así lo deseas puedes abrir y cerrar el techo con velocidades hasta 50 km/h. Esta maniobra cuesta 17 segundos. Más importante que el tiempo es el refinamiento del mecanismo. Todos los motores, poleas, visagras y lo demás funcionan prácticamente sin sonido.

La calidad de la tela del techo es lamentablemente modesta. El coche de la prueba estaba previsto de una capa extra de aislamiento acústico. Aún así los sonidos del demás tránsito penetraban más enfáticos en el interior que en otros descapotables. Sonidos del motor, viento o neumáticos sin embargo, son menos audibles.

Opel Cabrio

Con el techo abierto el Cabrio es más silencioso y confortable que el promedio.El mecanismo es casi inaudible. El viento ni se escucha ni se siente. Por ejemplo, unos papeles que dejamos sobre el asiento del copiloto no se movieron en la autopista. El alto grado de confort se debe en parte al hecho que el parabrisas llega casi hasta encima de la cabeza del conductor y su copiloto. La desventaja de eso es un menor sentido de libertad.

Opel Cabrio

Motor

El Cabrio es intencionado como coche de turismo, no como coche deportivo. Eso es subrayado por el completamente nuevo motor de 1.6 litros a gasolina y con turbo. Este motor no ofrece nuevas técnicas o inventos. Sin embargo, Opel tuvo buenas razones para desarrollar este nuevo motor: querían enfatizar la agilidad en lugar de rendimiento. Es más: han mejorado todas las tecnologías existentes y el resultado es un funcionamiento excepcionamente silencioso.

El 1.6 Turbo conduce como un diésel. Con apenas 2.000 rpm el Cabrio se deja llevar deliciosamente en una ola de torque ("par motor"). Cuando el conductor requiere de los 170 caballos de fuerza, el Cabrio rinde con tanta facilidad que el coche parece menos rápido que lo que realmente es. Bueno, cuando el resto del tránsito desaparece en los retrovisores, tenemos claro que de velocidad no hay problema.

Opel Cabrio

Consumo

Algunas marcas se olvidan del consumo con sus motores más potentes; "no tiene sentido" parecen pensar. Opel sin embargo, ha provisto el Cabrio 1.6 Turbo de todas las tecnologías disponibles para ahorrar combustible que ya están presentes en los demás modelos. Hay que pensar en un sistema de start/stop y un indicador de marcha que ayudan al conductor a manejar lo más económico posible.

Según Opel, el "Cabrio 1.6 Turbo" consume 6.2 litros por 100 km. El primer recorrido consumió 9 litros por 100 kms. Después de un recorrido con énfasis en economía, el consumo bajó a 6.9 litros por 100 kms.

Comportamiento en camino

Es casi obvio: también cuando se trata de las características de conducir, el Cabrio prefiere confort sobre deportividad. Eso no quiere decir que la suspensión es exageradamente suave. El chasís es tan rígido como en los decapotables más deportivos y la dirección tiene la misma exactitud, lo único es que el Cabrio no nos desafió para tomar unas curvas rapidas.

Opel Cabrio

Gracias al "FlexRide" es posible elegir un cáracter normal, deportivo, o confortable con solamente apretar un botón. Eso influye en las reacciones del chasis, el acelerador y la dirección. La diferencia entre las tres posiciones es en la práctica más pequeña de lo que sugiere el folleto.

La suspensión delantera es copiada del hiperrápido Insignia OPC. Gracias a éste, el Cabrio se hace sentir liviano y maniobrable como un descapotable más pequeño.

Opel Cabrio

Conclusión

Opel quiere ser más que alemán y sólido. Por eso ya ha introducido el joven y bravo Adam. Ahora el Adam es seguido por el Cabrio que es más maduro, refinado y elegante. El Cabrio cuesta igual a un cabriolet compacto, pero tiene el tamaño de los descapotables abundantes de otras marcas. Sólo eso, es suficiente para que el Cabrio sea una oferta única.

El Cabrio además sabe convencer tanto con su apariencia como con sus características de conducción. Las líneas son de una elegancia clásica y eso aclara que aquí no trata de un coche para impresionar a otros, sino para que uno mismo lo disfrute. Además, el Cabrio nos mima con un elevado grado de refinamiento. Eso es expresado en el material elegido, el equipamiento y hasta en los sonidos del mecanismo. También cuando hablamos de las características de conducción, el Cabrio no opta por deportivismo sino por refinamiento.

plus
  • Carisma decente
  • Apto para cuatro personas
  • Refinado, confortable y lujoso
min
  • Consumo considerable
  • Con techo cerrado, mala vista hacia atrás
  • Con techo cerrado menos silencioso que la competencia

Ver también

Audi A3 CabrioletAudi A3 Cabriolet