Fecha de publicacion: 13 de marzo 2022
Nissan Qashqai
Prueba

Nissan Qashqai

Manteniendo su forma

Prueba - Nissan tuvo una brillante idea: combinar un turismo con un todoterreno de lujo. Resultó ser un rotundo éxito. Hasta el año 2007, las principales razones por las que se adquirian todoterrenos eran por su aspecto y espacio.  Sin embargo, al dejar atrás la tecnología de conducción en zonas no asfaltadas, se podría hacer más hincapié en sus cualidades en vías públicas y por ende, reducir considerablemente su precio. El Qashqai no sólo fue un éxito comercial, sino que impulsó el nacimiento de los “crossover”, diseño que muchas marcas terminaron replicando posteriormente. Ahora es el turno de la tercera generación del Qashqai. ¿Sigue Nissan sabiendo a día de hoy cómo distinguirse del resto?

Nissan estaba a sus anchas cuando se encontraba diseñando el primer modelo del Qashqai. Hoy día, casi la totalidad de las marcas ofrecen “crossovers”, por lo que Nissan se ha empeñado en pulir el diseño de la tercera generación del Qashqai. Este modelo sigue caracterizándose por su parrilla en forma de V y su llamativa entrada de aire situada debajo del parachoques, con la notoria diferencia de que el juego de líneas ya no es alegre y convexo, sino estridente y vanguardista. Mucho más que antes, se ha pretendido dotar al Qashqai de sentimiento, precisamente lo que se pretende con este tipo de automóviles.

Nissan Qashqai

En comparación con la generación anterior, las dimensiones del Qashqai han aumentado en todas las direcciones (ha ganado 5 cm de largo, 2 cm de ancho y 4 cm de altura), lo que se traduce en que el Qashqai se posiciona en la actualidad como uno de los automóviles con más envergadura de su clase. Estos centímetros extras ganados permiten un mayor espacio para las piernas en la parte trasera (2 cm más) y más espacio para la cabeza y los hombros. Es por esto que los adultos se benefician de tener mucho más espacio en la parte trasera. Incluso con el techo de cristal opcional, los pasajeros de mayor estatura pueden disfrutar de bastante más espacio.

El incremento de la longitud, así como la suspensión trasera que favorece el ahorro de espacio, crean un maletero con un volumen de 504 litros. Sin duda, esta cifra no le otorga a Nissan el mayor maletero de su segmento, pero sí convierte al Qashqai en uno de los vehículos más espaciosos de su clase. Al igual que la versión anterior, la superficie de carga del maletero es “ajustable”. De esta manera, el usuario puede elegir si tener más espacio para el equipaje (con un umbral de elevación) o una superficie de carga plana (con menos espacio). Otra característica muy práctica es que una parte de la superficie de carga está cubierta por un tejido suave, mientras que el otro lado es de plástico que se puede lavar con facilidad.

Nissan Qashqai
Nissan Qashqai

Equipamiento

El interior es espacioso y los materiales empleados son de una calidad superior a la media. Nissan no aboga por implementar un diseño minimalista, formas audaces o una ergonomía innovadora; sino que intenta acompañar los nuevos tiempos de forma sencilla. Y es que, todas las extravagancias creativas se pueden aplicar en el Juke, el crossover alternativo de Nissan. El Qashqai pretende ser un automóvil familiar conservador, por lo que todo gira en torno a la funcionalidad.

Por lo tanto, el equipamiento no es innovador, pero sí está al día. De esta forma, el Qashqai cuenta con las funciones de conducción semiautónoma más novedosas, luces largas inteligentes (se disminuye la intensidad lumínica para no cegar al tráfico del sentido contrario) y un avanzado sistema de infoentretenimiento (compuesto por audio, comunicación y navegación), controlable a través de la pantalla táctil o mediante comandos de voz, el cual funciona correctamente siempre y cuando se apliquen los términos estrictamente en un orden determinado. El sistema de sonido Bose es opcional y carece de “potenciador de sonido”, por lo que suena mucho más tranquilo y sosegado de lo que es habitual en esta marca.

Mediante el uso de una app, se puede conocer en cualquier lugar acerca del estado técnico del automóvil y establecer restricciones personalizables (como por ejemplo, delimitar la velocidad máxima o establecer restricciones de zona), algo particularmente útil en caso de que se tenga que prestar el vehículo a otra persona. Asimismo, si los usuarios lo desean, se puede utilizar esta app haciendo uso tanto del Asistente de Google como Alexa, pero no con Siri, el asistente de Apple.

Nissan Qashqai

Para competir con modelos más lujosos, existe la posibilidad de equipar los asientos delanteros con función de masaje, así como otros extras como funcionalidad WiFi Hotspot (puntos de acceso a internet), visualización head-up y portón eléctrico con apertura automática.

Motor

Nissan tiene la firme convicción de que los automóviles con motores de combustión y eléctricos precisan de plataformas diseñadas a medida, permitiendo de esta forma aprovechar todo el potencial que ofrece la ingeniería. Mientras que el “Ariya” es el crossover de Nissan con motor eléctrico, el Qashqai se decanta por usar un motor de combustión interna. El vehículo está compuesto por cuatro cilindros y una capacidad de 1,3 litros, ofreciendo una potencia de 140 o 158 CV, dependiendo de la versión.

Independientemente de la potencia del motor que se seleccione, la fuente de energía utiliza la tecnología “mild hybrid”. Esta tecnología es responsable de almacenar en una batería de 12V la energía que, de no ser así, se perdería durante el frenado y la inercia. Cuando el motor tenga que hacer un esfuerzo mayor, un pequeño motor eléctrico (de 6Nm) le proporcionará al vehículo un impulso, consiguiendo así reducir el consumo.

A la hora de hacer la prueba de este vehículo, lo hicimos con la versión básica. Lo primero que nos llamó la atención fue el sonido del motor. La versión de 140CV no hace un traqueteo u otro sonido similar, ¡sino que zumba! Hasta las 4.000 rpm, el motor de gasolina es considerablemente sigiloso y el ruido de los neumáticos casi imperceptible. Con la ayuda del asistente eléctrico, el motor responde de forma ágil y compasiva incluso a bajas revoluciones, por lo que el indicador de cambio de marcha resulta de gran utilidad a la hora de saber cuándo aumentar o disminuir de marcha. Por desgracia, los errores con respecto esto último ocurren con mayor frecuencia de lo deseado, ya que aunque el Qashqai sea un peso pluma en los demás aspectos, tiene la particularidad de tener un cambio de marchas realmente pesado. No supone un gran esfuerzo cambiar de marcha desde primera, pero sí resulta tedioso el cambio desde punto muerto a la izquierda o derecha.

La potencia del motor (de 140 CV/240 Nm) que ofrece la versión básica es más que suficiente. La potencia se reduce considerablemente sólo cuando se selecciona el modo ecológico. Es por ello que durante la prueba se ha utilizado el modo estándar. Durante la realización de un viaje de prueba con una cantidad proporcional de tráfico en vías urbanas, carreteras secundarias y autopistas tuvo un consumo de 5,9 litros a los 100 kilómetros, entrando dentro de la media para un coche de esta categoría.

Nissan Qashqai

A modo de comparación, también realizamos la prueba conduciendo la versión superior de 158 CV/270 Nm con caja de cambio automático X-Tronic. Aunque prácticamente tiene el mismo motor que la versión inferior, dispone de un sonido de motor mucho más convencional. La potencia adicional no se percibe en el tráfico diario. Cuando se pisa el acelerador a fondo, esta versión más potente se comporta con más soltura y también tiene una mayor respuesta a altas velocidades. El consumo que se obtuvo en la prueba, aplicando el mismo recorrido que con la versión previa, fue de 6,4 litros a los 100 kilómetros, cifra que se asemejan a lo que se promete en el folleto comercial de Nissan.

Comportamiento en carretera

El comportamiento en carretera de este automóvil está condicionado en gran medida por la electrónica y la mecánica. En cuanto a esto último, la marca incluye sistemas para garantizar una correcta adherencia en superficies resbaladizas y también para mantener el equilibrio del vehículo. Lamentablemente, estas implementaciones no siempre terminan funcionando a la perfección, ya que al aplicar una frenada automática en seco y de corta duración a las ruedas traseras, el objetivo de Nissan es restablecer el equilibrio de la carrocería de la forma más rápida posible cuando el pavimento es irregular. Ahora bien, esto último también se traduce en que el vehículo pierde velocidad al pasar un badén, algo que resulta incómodo e irritante. Este efecto mencionado no se produce en la versión automática, sino en la versión manual del Qashqai.

Nissan Qashqai

Al igual que otros muchos automóviles actuales, el Nissan Qashqai puede asistir en el frenado, la dirección y la aceleración para conseguir una optimización en la seguridad y el confort. Como ejemplo práctico, el Qashqai tiene la capacidad de permanecer centrado en el carril incluso en curvas cerradas y mantener la distancia de seguridad con el coche que tiene delante. El Nissan Qashqai ejecuta estas dos funcionalidades a la perfección, incluso en situaciones de abundante tráfico.

En cambio, cuando el sistema electrónico del vehículo detecta que no es necesario aplicar una ligera corrección de la dirección, se produce un bloqueo de uno de los neumáticos para arrastrar el coche hacia la dirección deseada. Esto es bastante efectivo, pero desafortunadamente nuestro coche de pruebas hacía correcciones con demasiada frecuencia y en momentos inapropiados. Por ejemplo, en un terraplén estrecho, el conductor se desvió por la línea izquierda de la vía para adelantar con seguridad a un ciclomotor y, la respuesta automática del Qashqai fue forzar la dirección hacia la posición donde se encontraba el ciclomotor. Afortunadamente se pudo evitar el accidente gracias a la perspicaz actuación del conductor. A modo de resumen, podemos decir que la tecnología de Nissan es increíblemente eficaz, pero  que en ocasiones falta conocer las condiciones del tráfico para que se pueda implementar esta tecnología de manera óptima.

Con respecto a la mecánica, tenemos noticias más alentadoras. El nuevo Qashqai se sustenta en una plataforma completamente nueva, consiguiendo de esta forma un ahorro de peso de unos 60 kilogramos. Asimismo, se ha perfeccionado la puesta a punto para conseguir mayor dinámica. Con esto último no queremos decir que el Qashqai se haya convertido en un deportivo intrusivo y pesado, sino en un automóvil que se conduce con mayor facilidad y precisión, obteniendo más soltura en las curvas y mucha más capacidad en situaciones excepcionales. Dicho de otra forma, el nuevo Qashqai hace que la conducción sea más amena y fácil, sin renunciar al confort.

Nissan Qashqai

Conclusiones

El número de competidores ha crecido considerablemente desde la introducción de la primera generación del Nissan Qashqai. El objetivo que persigue la tercera generación no es ser sólo competitivo, sino ser sobre todo atrayente para el gran público. Tanto el equipamiento, el espacio y la conducción convierten al Qashqai en un automóvil competente que va un paso más allá gracias a su elegante diseño y su precisa dirección. La fórmula original de éxito del Qashqai se ha sabido trasladar a los tiempos modernos… ¡sin nunca llegar a perder su forma!

favor
  • Espacioso y funcional
  • Silencioso y sofisticado
  • Equipamiento moderno y variado
Contra
  • Intervención de los frenos excesiva e innecesaria
  • Cambio de marchas pesado (en modelos de transmisión manual)
  • El sistema de navegación no pausa ni silencia podcasts o audiolibros durante sus instrucciones