15 octubre 2019
Mercedes-Benz EQC

Mercedes-Benz EQC

Un nuevo comienzo

Prueba | El futuro es eléctrico, de eso no hay duda. Sin embargo, el modo en que los fabricantes de automóviles lo quieren implementar difiere notablemente según cada caso. Mercedes-Benz, por ejemplo, ha creado una nueva submarca para ello. Bajo la etiqueta "EQ" , la firma de Stuttgart desarrollará una línea completa de coches eléctricos de forma independiente a los modelos convencionales de su gama. Y el primero de los modelos EQ acaba de hacer su debut: es hora de conocer al nuevo Mercedes-Benz EQC.

La etiqueta EQ no busca ser un experimento ni presentar aspectos técnicos destacados. Mercedes-Benz realmente busca cambiar a los coches eléctricos y es por eso que el primer modelo EQ es un SUV de tamaño medio, o sea, el tipo de automóvil más popular de la actualidad. Categóricamente, el EQC no es una versión eléctrica de un modelo ya existente, cosa que a veces suelen hacer los fabricantes de forma práctica. Desde el principio, el EQC ha sido diseñado como un automóvil eléctrico exclusivamente.

Mercedes-Benz EQC

Incluso desde el punto de vista de su diseño, el EQC es diferente a otros Mercedes. Las líneas son tan suaves que este gran SUV tiene algo del aspecto de un coupé. El juego de líneas no solo le da al EQC un aspecto muy moderno, sino que también proporciona un mejor coeficiente aerodinámico, lo que se traduce en mejoras para un menor consumo y menos ruidos de conducción. Mercedes-Benz no ha optado en este caso por tiradores de puerta empotrados o espejos exteriores virtuales, en ese sentido, el EQC es menos innovador.

Espacio y equipamiento

Debido a que el EQC ha sido diseñado desde cero como un automóvil eléctrico, las baterías se integran en el piso y el espacio interior es comparable al de un SUV convencional. El espacio en la parte delantera es bueno, con un asiento especialmente alto y, por lo tanto, una gran sensación de control. El espacio en la parte posterior es suficiente, gracias a la forma inteligente de la trasera de los asientos delanteros. El maletero es grande para un automóvil de este tamaño. A diferencia de otros autos eléctricos, el EQC no tiene espacio libre debajo del capó.

Mercedes-Benz EQC
Mercedes-Benz EQC

El ambiente en el interior es típicamente Mercedes-Benz: materiales cálidos y de alta calidad, intercalados con tecnología moderna. Por lo tanto, el EQC no da la sensación de un vehículo futurista o de un ordenador con ruedas. A pesar de que las pantallas se extienden desde detrás del volante hasta el la mitad del tablero, el EQC se siente tan familiar como cualquier otro Mercedes actual.

Esto se debe en parte a la operatividad intuitiva. El conductor elige cómo y dónde se muestra la información y no el fabricante. Y además puede elige operar los diferentes sistemas con paneles táctiles en el volante, con un panel táctil en el túnel central o mediante las pantallas. Además, el sistema acepta comandos controlados por voz, que se pueden formular de forma totalmente libre, como por ejemplo: "¿dónde está la estación de carga más cercana?". Al igual que el resto de modelos de Mercedes-Benz, el EQC puede equiparse opcionalmente con un excelente sistema de audio firmado por el especialista en sonido Burmester.

Comportamiento en ruta

Diseñar un SUV es bastante difícil. Debido a la altura de su construcción, este coche tiene un centro de gravedad alto y, por lo tanto, una menor estabilidad. Un automóvil eléctrico agrega otro problema: las baterías son pesadas lo que ocasiona que muchos de estos autos acusan sobrepeso. Al incorporar las baterías en el suelo, el problema del centro de gravedad alto se resuelve fácilmente. Sin embargo, ocultar el peso de un automóvil eléctrico es mucho más difícil.

Mercedes-Benz EQC

Es precisamente en este punto que se nota que se trata del primer modelo EQ, pero no el primer Mercedes alimentado eléctricamente. Desde el primer contacto, el EQC se siente ligero, capaz y estable. Para lograr eso, Mercedes-Benz no recurre a un chasis super rígido, porque el EQC también es un coche muy cómodo. Al practicar una conducción tranquila, el EQC es grande, cómodo y tan relajante como, por ejemplo, un Clase S. Cuando nuestra conducción es deportiva, este SUV de 2.4 toneladas es sorprendentemente ágil. Solo con un frenado firme el EQC demuestra su peso. Cuando se habla de las capacidades off road de este SUV, Mercedes-Benz se lo pone fácil: no dice una palabra al respecto y, efectivamente, no ha sido probado para ello.

„Pese a ser el primer modelo de EQ, no es el primer eléctrico de Mercedes y eso marca una gran diferencia.“

Gracias a sus proporciones armoniosas, el EQC apenas revela su verdadero tamaño, pero en la ciudad y en espacios de estacionamiento reducidos, acusa ser un automóvil realmente grande. Las cámaras de vista alrededor hacen que las maniobras sean mucho más fáciles. El pilar A es prominentemente visible y la electrónica moderna no puede hacer mucho al respecto.

Prestaciones

Un motor eléctrico es por naturaleza superior a un motor de combustión interno porque este último solo funciona de manera óptima a un determinado régimen, mientras que un motor eléctrico es potente y flexible siempre. Por lo tanto, un automóvil eléctrico no necesita caja de cambios y, con el software, el fabricante determina el carácter del tren de energía eléctrica. El desafío es encontrar un buen equilibrio entre rendimiento y autonomía.

Mercedes-Benz EQC

Mercedes-Benz cumple esto último al ofrecer al conductor todas las herramientas posibles para conducir de forma económica e incluso para recuperar energía. Cuando se trata de rendimiento, solo hay una limitación: la velocidad máxima está limitada a 180 kms / h, pero la aceleración no tiene parangón. Con un impulso que solo está reservado para los autos eléctricos, el EQC acelera sin piedad desde el principio (en carreteras mojadas, la tracción a las cuatro ruedas "4Matic" asiste lo máximo para evitar el giro descontrolado de las ruedas). En conducción tranquila, el EQC ofrece una calma y refinamiento que ningún motor de combustión puede ofrecer. El EQC funciona con tanta facilidad que circulando 30 kms / h requiere tanto esfuerzo como a 130 km / h. Subir una cuesta empinada no requiere esfuerzo. Nuevamente, el EQC muestra una superioridad mayor a la del resto de los modelos con motor convencional de Mercedes.

Los automóviles eléctricos recuperan energía durante el frenado o cuando se deja de pisar el acelerador. El conductor EQC emplea las levas de detrás del volante para elegir cuánta energía quiere recuperar. En la carretera es agradable circular a vela durante mucho tiempo, pero entonces complicado recuperar energía. En la ciudad es posible optar por una deceleración fuerte y se obtiene la máxima recuperación de energía. En esta última posición, el EQC decelera tanto cuando se suelta el acelerador que ya no es necesario usar el pedal de freno, con lo que con un solo pedal resulta suficiente para la conducción. Los que opten por no recuperar energía pueden dejarlo en manos del ordenador de abordo. El EQC puede medir la densidad del tráfico por medio de un radar y, a partir de los datos del sistema de navegación, el ordenador determina la situación del tráfico (¿habrá una intersección o un giro brusco?). Estos datos se utilizan para frenar y recuperar automáticamente la energía máxima.

Mercedes-Benz EQC

Autonomía y recargo

Según Mercedes, el EQC puede recorrer 417 km (estándar WLTP) con una batería llena (80 kWH de iones de litio). Durante la prueba de conducción, recorrimos 365 km con una batería llena. Fue en una ruta exigente, bajo condiciones climáticas desfavorables y con un excesivo uso de energía, como el sistema de control climático. Mientras se conduce, el EQC proporciona información clara sobre la autonomía. Al planificar el viaje, incluso tiene en cuenta el tipo de paisaje, por lo que un paseo por las montañas no producirá sorpresas desagradables.

El punto de carga del EQC está en el único lugar correcto: en la parte posterior derecha. Eso garantiza el estacionamiento seguro (marcha atrás) para cargar y sin cables de carga a lo largo de la vía que puedan verse afectados por el tránsito. La carga del 10 al 100% a través de una toma de pared (7,4 kW con 16 A por fase o 32 A 1 fase) lleva 11 horas. La carga del 10 al 80% en un cargador rápido lleva 40 minutos.

Este último fue el sistema que probamos. Antes de la llegada de los nuevos automóviles eléctricos, varios fabricantes incluido Mercedes, estaban trabajando juntos en una red de cargadores súper rápidos llamados "Ionity". El coche de prueba pudo cargar a una velocidad de 102 kW en un cargador de Ionity, lo que significa que la parada promedio para un café es más que suficiente para cubrir cientos de kilómetros después.

Mercedes-Benz EQC

Conclusión

Muchas marcas de automóviles presentan su primer automóvil eléctrico. Mercedes-Benz elige no solo lanzar nuevos coches, sino incluso una nueva submarca. El "EQC" es el primer resultado de ello. Pese a ser el primer modelo de EQ, no es el primer eléctrico de Mercedes y eso marca una gran diferencia.

Debido a que Mercedes ya tiene una amplia experiencia con los eléctricos, el EQC no comete errores de principiantes que sí son visibles en otras marcas. Esto se refiere a cuestiones simples como la ubicación de la conexión de carga y la disponibilidad del automóvil. También asegura que el EQC va más allá de la competencia y los modelos tradicionales de Mercedes-Benz en todos los aspectos.

En conducción sosegada, el EQC es aún más señorial y refinado que el Mercedes-Benz más cómodo. Al mismo tiempo, el EQC es extremadamente intuitivo y extremadamente rápido en conducción deportiva. El EQC puede conducirse tradicionalmente, pero también puede llevarse con un solo pedal. El conductor puede ignorar toda tecnología y conducir el EQC como un automóvil convencional, pero también puede optar por usar todas las herramientas y aprovechar al máximo este automóvil. Es entonces cuando el EQC es un placer de conducir y la propulsión eléctrica no es un desafío, elevándose el coche a un nivel superior en todos los aspectos. EQ no podría haber deseado un mejor comienzo.

favor
  • Agil y muy rápido
  • Grandioso, refinado y confortable
  • Infotainment moderno y funciones semi autonomas
Contra
  • Pilar A molesta
  • Pesado al frenar
  • Espacio trasero apenas suficiente
Clase A Clase A
"Algo diferente"
GLAGLA
"Omnipotente"
CLS Shooting BrakeCLS Shooting Brake
"Forma sobre función"
CLA Shooting Brake CLA Shooting Brake
"Eres joven y quieres de todo"
CLA CLA
"Una nueva cara"