30 agosto 2012
Ford B-Max

Ford B-Max

Arquitectura moderna

Prueba | La arquitectura es siempre una fiesta para los ojos, pero rara vez aumenta a la funcionalidad de los diseños existentes. Ahora Ford presenta un coche con una tecnología especial: el B-Max tiene puertas delanteros con bisagras, puertas traseras corredizas y entre medio absolutamente nada. Este milagro de espacio además tendría que poder conducir tan bien como la mejor berlina.
 

Muchas marcas ofrecen un coche compacto para toda la familia con mucho espacio. La receta es conocida y comprobada: el techo un poco más elevado que en una berlina común, las ruedas en los extremos rincones, el piso lo más bajo posible, y te encargas que las partes mecánicas no ocupen espacio en el interior. Asientos plegables y corredizos brindan opciones extras.

Accesible

Pero... Ford lo llevó un paso más allá: haz que el espacio tenga una óptima accesibilidad. Un asiento para bebé cabe fácilmente en la mayoría de los coches, pero instalarlo o sacarlo puede ser un problema debido a la puerta. Niños un poco más grandes pueden causar daños cuando abren la puerta con demasiado entusiasmo en un parqueo lleno. Finalmente, el portón trasero puede resultar demasiado pequeño en el carguío de piezas grandes.

Ford B-Max

la solución consiste de una combinación de puertas con bisagras adelante y puertas corredizas atrás. ("Easy Access Door System" en el idioma del marketing). Lo singular del B-Max es que no hay un pilar B (la 'biga' entre la puerta delantera y trasera). Con esto, el acceso es máximo, e incluso más ancho que el portón trasero más ancho. Otra ventaja: el riesgo de dedos apretados entre la puerta ha disminuido bastante.

Para que el B-Max sea tan seguro como cualquier coche, el pilar B está incorporado en las puertas. No obstante eso, se puede abrir y cerrar independientemente la puerta trasera y delantera. No se sobrepone el uno al otro. La única desventaja de la construcción de Ford es que los cinturones de seguridad delanteros son integrados en los asientos como en un descapotable. Ésto resulta en más presión sobre los hombros y algunos pueden experimentar eso como molestia.

Ford B-Max

Equipamiento

El Ford B-Max está equipado con todas las medidas acostumbradas para ahorrar espacio. El interior está repleto de recipientes y casillas. Literalmente fue utilizado todo el espacio perdido para guardar cosas. A pesar de que el B-Max es un poquito más pequeño que sus directos competidores, el espacio en el asiento trasero es bastante amplio. Hasta llama la atención. Lamentablemente el volante es solamente ajustable por unos cuantos centímetros, así que no todo conductor podrá encontrar una posición cómoda.

La cantidad de botones en el salpicadero es casi intimidante, como en cada Ford. Aun así el B-Max es más sencillo que por ejemplo el C-Max. Cuando estamos escribiendo este artículo, el B-Max no está aún disponible con sistema de navegación. Ford está produciendo uno.

Ford B-Max

Lo que sí tiene el B-Max son muchas posibilidades para tocar música del teléfono móvil. Se puede tocar una canción por ejemplo, con simplemente decir el nombre del artista o del disco. También se puede elegir números telefónicos pronunciándolos en voz alta o diciendo el nombre de la persona. Muy especial: eso funciona tanto con el iPhone como con aparatos Android. El sonido (opcional) del sistema de audio de Sony es rico, pero nunca imponente o cansador.

Una provisión de seguridad muy especial es "Emergency Assistance". cuando los airbags son activados, el coche llama inmediatamente al número nacional de emergencias. El ordenador entonces cuenta la posición del coche en el idioma del país donde sucedió el accidente. Este sistema funciona sin la intervención de Ford y es gratis. "Emergency Assistance" funciona en todo Europa excepto Holanda porque allí el número nacional de emergencias no puede con mensajes generados por ordenador.

Ford B-Max

Características

Cuando se trata de características de conducción, Ford tiene una fama grande. No cierto, que casi todos las modelos de Ford tienen la mejor estabilidad de su clase. Esa es la razón para mucha gente de elegir un Ford. Un MPV (Multi Purpose Vehicle), como el B-Max es, sin embargo, más alto que el coche promedio y esto tiene una influencia negativa sobre la estabilidad.

Ford B-Max

Por lo tanto el B-Max emplea la misma tecnología de chasis que los modelos más caros. El sentimiento que transmite el volante es de una calidad excepcional para un coche como éste. Da más placer al conducir, pero también más seguridad. Como ilustración: hemos probado el B-Max en Alemania, donde un camión cambió de carril cuando el B-Max se acercó con 170 km/h. Con esta velocidad no era ningún problema cambiar de carril. Con cualquier otro monovolumen esta maniobra con esta velocidad hubiera sido por lo menos un desafío grande.

Todo esto no va a costo del confort. También sobre carreteras malas el B-Max es más confortable que el promedio. Niños que rápidamente sienten náuseas en el coche, apreciarán bastante al B-Max!

Ford B-Max

Diésel

El B-Max está disponible con tres motores a gasolina y dos a diésel. Los diesels miden 1.5 y 1.6 litros, y disponen de 75 y 95 cv. Son lo suficientemente potente para el tránsito cotidiano, pero no tienen más. Por el otro lado, los motores cumplen su trabajo con mucha tranquilidad y no invitan para correr. Los B-Max tienen cinco velocidades y no seis. Las relaciones entre los cambios son elegidas de tal forma que uno nunca siente la falta del sexto cambio.

Ford pone que el "1.6 TDCi" consume 4.0 litros por 100 kms, pero aún conduciendo con un estilo calmado es imposible de realizar. La prueba entera, incluyendo un trayecto rápido en la Autobahn, costó 5.4 litros por 100 kms.

Ford B-Max

Gasolina

Nuestro consejo, el secreto de Ford, es el motor a gasolina de 1.0 litro con tres cilindros. Te puede parecer una fuente de poder para un cochecito compacto para la ciudad. Ford, sin embargo, ha refinado tanto este concepto, que este motor es tan potente como un motor de 1.5 litros y los acostumbrados cuatro cilindros. Tanto la característica vibración como el sonido redoblando de un trescilíndrico son eficazmente reprimidos. El que no sabe, puede pensar fácilmente que está conduciendo un coche con un motor común.

Solamente el consumo sería de un motor más pequeño. Lamentablemente no lo vimos en la práctica. Ford pretende un consumo promedio de 4.9 litros por 100 kms, pero 6.4 litros era lo mejor que obtenimos en un trayecto con la mitad tránsito de ciudad y la otra mitad en autopista.

Eso es compensado por el hecho de que el motor pequeño con pocas revoluciones ya tiene muchísima fuerza. Por eso muy rara vez hay que exigirlo al máximo y resulta fácil. Además, el "1.0 Economista" tiene la animosidad de un motor pequeño y eso causa mayor placer al manejarlo.

Ford B-Max

Conclusión

Ford introduce el B-Max: un monovolumen compacto que se distingue por su especial planteamiento. El B-Max es fraccionalmente más pequeño que sus directos competidores. Eso lo hace más fácil de maniobrar en tránsito animado y más fácil de parquear. Sin embargo, el B-Max tiene más espacio que es más accesible gracias a las inteligentes puertas (adelante con bisagras, atrás corredizas, no pilar B).

El motor diésel es satisfactorio pero no mejor o peor que la competencia. El motor bencinero trescilíndrico de un litro es aconsejable, a pesar de que no es tan económico como promete Ford. Si el "B-Max 1.0 EcoBoost" es más económico que la mayoría de sus competidores. Su rendimiento es por lo menos equivalente.

La más grande ventaja del B-Max es que es un Ford. Como todos los modelos de Ford es el que mejor conduce en su categoría. El comportamiento en camino es excelente para un coche así y eso favorece tanto al confort como a la seguridad.

plus
  • Estabilidad sublime
  • Amplio y práctico
  • Buen rendimiento, consumo aceptable
min
  • Precio considerable
  • Volante difícil de ajustar
  • Abrir o cerrar el portón trasero requiere de mucha fuerza

Ver también

Honda JazzHonda Jazz