26 febrero 2016
 

DS E-Tense

Savoir faire

26 de febrero 2016 | Un año después del lanzamiento de la marca, DS Automobiles presenta un modelo único: el DS E-Tense. Fruto de un savoir-faire artesano digno de las grandes casas de lujo francesas, combinado con el uso de herramientas digitales, el DS E-Tense es único tanto por su diseño exterior como por la sensación de conducción que proporciona: una mezcla de lujo, high-tech y altas prestaciones.

516 Nm y silencio, 402 CV y ningún gas de efecto invernadero emitido, 4,72 m de largo y 1,29 m de alto… sólo estos datos ya dan una idea: la última creación de DS, presentada en primicia mundial en el Salón Internacional de Ginebra 2016, va a atraer todas las miradas. Para su segundo año de vida, la joven marca premium francesa ha concebido un nuevo vehículo en el que la alta tecnología y el refinamiento son los conceptos clave. Escultural, fluido, en movimiento… son los calificativos que vienen a la mente al ver el DS E-Tense. Con su silueta de coupé Gran Turismo, subrayada por un dorsal cromado, su color de carrocería, Verde Amétrine metalizado, el DS E-Tense genera, con sólo mirarlo, el deseo de verlo en movimiento.

DS E-Tense

El vanguardismo, propio del diseño DS, se aprecia en la parte trasera. Al igual que en el Divine DS, el DS E-Tense no tiene luneta, lo que ha dado una gran libertad a los estilistas para trabajar sobre el modelo y a los equipos de Producto para introducir la tecnología del retrovisor digital. Seña de identidad DS, la firma luminosa –tanto delante como detrás– ha sido objeto de todas las atenciones. Así, los módulos LED delanteros se han tratado en un universo, inspirado en el de la joyería y la relojería, detalle a detalle, con la idea básica de aportar un 'plus' al cliente. Por su parte, las luces diurnas –diseñadas con la forma de perlas- subrayan la mirada del vehículo. En la parte trasera, los intermitentes integrados en el techo son un guiño al DS de 1955. El interior del vehículo asocia el savoir-faire del lujo francés con materiales nobles como los cueros pulidos y pespunteados en los asientos y el aluminio tramado en la consola central. 800 horas de trabajo de los guarnicioneros de DS han sido necesarias para concebir, probar y realizar la evolución del acabado 'Bracelet' de los asientos o también del salpicadero.

Inscrita en el campeonato del mundo de Fórmula E, la marca DS ha decidido dotar a su última creación con un modo de propulsión sobre todo, potente: una motorización 100%  eléctrica con una potencia de 402 CV con un par de 516 Nm. Con una autonomía de 310 km en ciclo mixto, el DS E-Tense se posiciona claramente en el universo de los vehículos GT de altas prestaciones. Las baterías de ion-litio están situadas bajo el chasis del coche, lo que permite tener un centro de gravedad bajo.

DS E-Tense

Un concept-car es también la hoja de ruta del futuro. La tecnología DS LED Vision evoluciona en el DS E-Tense haciéndose activa. Así, los módulos LED, siempre trabajados como un objeto de joyería o de relojería, giran 180°. Una de las claves, un modo acogida al conductor, un flujo luminoso más grande puesto que se amplía en 20° hacia los lados, y sobre todo nuevas funciones (función high-way para autopista, o meteorología, que amplía la luminosidad en caso de lluvia, nieve o niebla). La tecnología DS Active LED Vision rompe las barreras de la oscuridad para ofrecer una conducción con la máxima serenidad. El chasis monocasco de 2 plazas en carbono está dotado con suspensiones independientes de dobles triángulos superpuestos. Con un centro de gravedad muy bajo, el comportamiento del coche es sinónimo de rigor, de precisión, y sobre todo de dinamismo. La carrocería, el extractor de aire en carbono y el fondo plano contribuyen mucho –por su parte– al comportamiento aerodinámico del vehículo.

DS E-Tense DS E-Tense DS E-Tense
 
Sitio web www.driveDS.es
Compartir via