27 junio 2016
 

Citroen

Un descenso de vertigo en Paris

27 de junio 2016 | Durante el verano, el escaparate internacional de Citroën en los Campos Elíseos recupera su famoso tobogán gigante, con 26 metros de altura, 63 metros de longitud y entre 30 y 33° de inclinación. Todo ello para ofrecer a los más atrevidos un descenso vertiginoso, a una velocidad media de 4 metros por segundo, lo que garantiza 15 segundos de sensaciones.

En el nivel-1, la piscina de bolas ha dejado lugar a nuevas y divertidas actividades gratuitas, como un futbolín y un BATAK. Este juego de reflejos y de coordinación es utilizado por los pilotos de Citroën Racing, como José María "Pechito" López, para entrenar su agudeza visual. El objetivo es tocar, durante 1 minuto, el máximo número posible de puntos de luz que se van iluminando, de forma alternativa, sobre un panel.

Citroen

Para relajarse después del esfuerzo, una máquina expendedora llena de naranjas permite a los visitantes degustar un zumo recién exprimido, gracias a una idea muy original creada por la start-up L'Orangerie de Paris'.

El verano también es la ocasión perfecta para exponer las últimas novedades de Citroën:

  • En el nivel 2, el C4 Cactus Rip Curl.
  • En el nivel 3, el E-MEHARI styled by Courrèges, un concept desvelado en el último Salón de Ginebra.
Citroen Citroen
 
Sitio web www.citroen.es
Compartir via