5 julio 2016
Volvo S90

Volvo S90

Belleza sin pompa

Prueba | El que conduce un Volvo, conduce algo especial. No solamente por su específico estilo sueco, sino también porque un Volvo es más que un coche cualquiera. Al mismo tiempo, Volvo no es una marca premium muy pronunciada. El S90 tiene que cambiar todo eso: el S90 está aquí para competir con las grandes marcas alemanas y japonesas. Logrará el S90 sus objetivos?
 

En retrovisión es fácil saberlo, pero los que pusieron atención, podían haber sabido cómo iba a ser el diseño del Volvo S90. En 2013, Volvo mostró el "Concept Coupé" en el Internationale Auto Ausstellung de Fráncfort. Aumenta dos puertas a este coupé: y he allí el S90!

Han copiado todo lo atractivo del concepto en la nueva berlina. El S90 es caracterizado por su trompa baja y ancha con parrilla pequeña. A pesar de tener considerables dimensiones, el S90 tiene un carisma sofisticado y al mismo tiempo seguro de si mismo, tan característico por el diseño escandinavo.

Volvo S90

La parte trasera es más gritona, lo cual tiene varias razones. La matrícula está en una posición más baja que normal para conservar la línea original del coche concepto. A la vez, ésto da más espacio al logotipo de Volvo. También hay que tomar en cuenta que las berlinas tienen especial popularidad en Norte América y Asia, y ésto es tomado en cuenta en el diseño. El familiar (V90) es más para el mercado europeo y, entonces, fue adaptado más al gusto europeo.

Espacio

El S90 mide 4 metros y es el más largo de su segmento. Para favorecer el consumo de combustible y ayudar al diseño, el S90 es más bajo que lo acostumbrado. El espacio delantero es bueno; el espacio trasero es tan abundante que el S90 serviría perfectamente como "coche con chofer".

Volvo S90

La decoración del interior es sumamente escandinava. Aquí mostramos la edición "Inscription", tapizado con cuero "Blond" y terminado con verdadera madera. No hay exceso de laca, sino madera con el tacto de madera verdadera. Los elementos técnicos están rodeados de brillantes paneles negros, para crear de esa manera una distancia entre los ocupantes y la tecnología.

Equipamiento

La mayoría de las funciones es manejada a través de una pantalla central, y, por ello, el salpicadero cuenta con apenas ocho botones. Igual que en los demás Volvo, los relojes tradicionales (velocímetro y cuentarrevoluciones) son reemplazados por una pantalla grande. La organización de las funciones es bien pensada y lógica. Conductores que son acostumbrados a los teléfonos móviles y tabletas se sentirán de inmediato en casa en el S90.

Volvo S90

El buen ojo para cada detalle, es lo que convierte el S90 en más que un coche promedio. Pon atención a la sutil banderita sueca en el tapizado o el texto "Since 1959" (Desde 1959) en la hebilla del cinturón de seguridad. Ésto indica que Volvo inventó el cinturón de seguridad en el año 1959 (y conscientemente no lo patentó para que todos los coches se volvieran más seguros). El sistema de audio opcional de la marca Bowers & Wilkins suena derecho y neutral para prestar horas de placer al escucharlo sin cansar al conductor.

La seguridad, por supuesto, está central en Volvo. El coche tiene más airbags que lo normal y una construcción fuerte. Aún más importante es evitar accidentes. De esta manera, el sistema "City Safety" es capaz de reconocer coches, peatones y animales grandes (los renos escandinavos), y tomar decisiones sobre sus observaciones.

Volvo S90

Un paso más es "Pilot Assist". Con ésto, es posible que el S90 conduzca de manera autónoma con velocidades hasta 130 kms/h en autopista. Es otro paso hacia un coche completamente autónomo, donde hay que tomar en cuenta que el factor humano es aún la causa de la gran mayoría de los accidentes. Limitando la intervención del hombre donde es posible, Volvo se ha propuesto reducir los muertos en tráfico con coches Volvo hasta cero en el año 2020.

Volvo S90

"Pilot Assist" es más que control crucero adaptivo y asistente de carril, como los tienen muchos coches en la actualidad. Un asistente de carril activo corrige el volante cuando el coche cruza líneas en el pavimento, mientras que Pilot Assist mantiene el coche en el medio del carril.

Volvo no va tan lejos en la conducción autónoma como algunos competidores. Por ejemplo, no adapta la velocidad de acuerdo a los señales de tráfico que son leidas por la cámara. Tampoco sabe aparcarse solo, después de que el conductor se haya salido. La respuesta de Volvo: "los gadget son divertidos, pero nosotros nos concentramos en coches sólidos"..

Volvo S90

Chasis y motores

El Volvo S90 es construido sobre una plataforma nueva y muestra debajo de la piel mucho en común con el nuevo Volvo XC90. Dependiendo de la edición, es posible proveerlo con "FOUR C", para seleccionar entre los carácteres confortable, dinámico y económico o el ajustable carácter individual.

En la práctica, se nota claramente la diferencia entre los cuatro modos. En el modo deportivo, el chasis inclina menos y el coche da más confianza. En todos los casos el coche pone énfasis en confort y por eso se siente grandioso y refinado.

Los frenos del S90 son excelentes, pero la sensación transmitida por el pedal del freno deja que desear. En el caso de una frenada de emergencia destaca que es un coche pesado, porque el ABS (sistema anti bloqueo) tiene que intervenir casi de inmediato. Volvo ha preferido no optar por reducción de peso, para no restarle seguridad.

Volvo S90

Para ahorrar costes, Volvo provee desde 2013 los mismos motores en todos sus coches. Aumentando turbos, una compresora u otras técnicas, pueden adaptar el mismo motor con diferentes carácteres y potencias.

Para esta prueba hemos conducido el modelo con motor cumbre: el T6. Anteriormente, T6 tenía seis cilindros, pero en el S90 tiene cuatro cilindros y 2.0 litros, como en los demás modelos Volvo. Gracias a un turbo y una compresora tiene una potencia de 320 CV / 400 Nm. Un seis-cilíndrico no se avergonzaría con estas cifras!

Volvo S90

Volvo emplea la abundante potencia para ofrecer agilidad, y no prestaciones asombrosas. El T6 tiene doble tracción estándar. La potencia es transferida a la carretera sin esfuerzo y sin espectáculo bajo todas las circunstancias. Aumenta a esta suma la falta de sonido excitante del motor, y te das cuenta que el T6 es un verdadero lobo con piel de cordero.

Un pequeño golpe sobre el acelerador ya es suficiente para una poderosa aceleración. Luego, el S90 es tan silencioso (bajas revoluciones, poco sonido del viento gracias a doble vidrio) que uno sin darse cuenta conduce demasiado rápido. El S90 da la sensación de un modelo tope grande y casi majestuoso.

Conclusión

Volvo quiere establecerse definitivamente como marca de lujo con el S90. Una prueba con el S90 T6 enseña que Volvo ha logrado su objetivo. El S90 conduce tan bien, tiene el mismo lujo, es tan innovativo y da una sensación tan privilegiada como los modelos cumbres de otras marcas "premium".

Al mismo tiempo, el S90 es diferente a sus competidores. Aunque el S90 ofrece las mismas calidades, las empaca en un envoltorio más sofisticado. Mientras que otras marcas demuestran su tecnología o potencia, el S90 es modesto y discreto. Belleza sin pompa.

plus
  • Diseño exitoso
  • Superior pero modesto
  • Tecnologia de seguridad inovadora
min
  • Considerable consumo
  • Poca sensación en el freno
  • Techo panoramico quita espacio a la cabeza