3 abril 2007
 

Museo de Historia de la Automocion

Museo de Historia de la Automoción Salamanca

Museo de coches | La ciudad de Salamanca es más conocida por ser la más antigua ciudad universitaria de España. Además, su completo centro histórico está en la lista del patrimonio de la humanidad del Unesco. Es lógico que justamente aquí se encuentra un museo de coches: el MHAS (Museo de Historia de la Automoción Salamanca). Autozine fue de visita.
 

El MHAS fue fundado en 2002 por Demetrio Gómez Planche (1922), pariente lejano del diseñador Etienne Planche. Él ha coleccionado coches desde 1960. En un edificio moderno, frente a Casa Lis, museo para Art Deco, son expuestos 173 de sus vehículos (coches y motos) al público.

En la planta baja hay campo para la – digamos – "prehistoria" (desde 1770). Entre otras cosas hay allí una réplica del triciclo de Benz, que es considerado el comienzo de la era del automóvil. Aquí también hay algunas impresionantes máquinas a vapor, que están llenas de sogas, cables y engranajes. Lamentablemente para nuestros amigos del exterior, todos los letreros son en español y el supervisor de la sala apenas sabe unas muy pocas palabras de inglés. Los extranjeros son limitados a sólo mirar si no llevan su intérprete propio.

El primer piso tiene como tema "pre guerra" (1900 - 1935). Aquí hay berlinas y deportivos de los años 20. El edificio es limpio y bien mantenido, pero los coches no están siempre en 'condición de sala de ventas'. Los neumáticos y las ventanas están aún sucias de su última carrera, quién sabe cuando fue?

Como era de esperar, el siguiente piso es dedicado a "post guerra" con coches de la época 1935 - 1950. Hay coches de todo el mundo: desde gigantescos Cadillacs americanos y poderosos Ferraris hasta elegantes Peugeots. Una de las pocas contribuciones españolas en el museo es el Rolls Royce Silver Wraith del año 1946, diseñado por el español Pedro Serra. También hay un Hispano-Suizo de 1930 y el Cadillac Fleetwood que perteneció al dictador Franco. Un piso más arriba es el espacio de los coches de 1950 hasta ahora.

En el piso superior encontramos los coches deportivos y conceptos. El buggy "Jav X" en un verde que hace doler la vista, llama la atención. Varios coches de rally (aún con la arena) forman las últimas adquisiciones del museo.

Conclusión

El "Museo de Historia de la Automoción Salamanca" es apto para unas horas de diversión, especialmente para personas que hablan español. La colección no es lo suficientemente especial para hacer un viaje a España. Muchos coches no están en buen estado y el museo es relativamente pequeño. Pero es un bonito paseo para personas que ya están cerca de Salamanca.