19 septiembre 2016
Mercedes-Benz Clase E Estate

Mercedes-Benz Clase E Estate

Espacio para innovación

Prueba | El Mercedes-Benz Clase E Estate es confortable y amplio. No sorprenderá a nadie que el nuevo Clase E familiar es aún más confortable y amplio que la anterior. Pero, la manera en que Mercedes-Benz ha logrado eso, es especial. La nueva generación es apenas más grande, pero sobre todo mucho más astuta. Mercedes-Benz se atreve a decir que el nuevo Clase E es el coche más inteligente de su categoría...
 

Qué es lo que convierte a un coche en un coche inteligente? Es más que la pura electrónica. Durante los años, los componentes se han vuelto más pequeños y más fuertes. De esta manera, Mercedes-Benz pudo hacer más espacio de las medidas exteriores. Todo comienza con diseño inteligente.

Espacio

Y se nota, más que todo, en el maletero! Desde ahora mide 640 litros. En el momento de escribir este artículo, el Clase E Estate es, de lejos, el más amplio en su segmento. Muy astuto: es posible poner el respaldo del asiento trasero en posición vertical. Así se gana 30 litros más de espacio para el maletero sin perder a los pasajeros traseros.

Mercedes-Benz Clase E Estate

En el maletero hay botones para doblar el asiento trasero en partes desiguales, para finalmente llegar a 1.820 litros. Otra vez, lo más amplio de su segmento. Eso convierte al Clase E Estate en un verdadero caballo de trabajo y mucho más que un coche "life style", que es elegido por su apariencia.

El piso del maletero es completamente plano. Mercedes-Benz provee varios utensilios para organizar el maletero de manera flexible. Por supuesto, hay un enorme compartimiento "secreto" debajo del piso donde entra incluso una bolsa de compras. Por lógica, el Clase E estate está disponible con portón trasero eléctrico.

Mercedes-Benz Clase E Estate

Parte delantera

En la parte delantera, el Clase Estate es idéntico a la berlina. Quiere decir que tiene harto campo para las piernas y la cabeza, aunque no más que lo promedio para un coche de este tamaño. Este caballo de trabajo tiene la decoración muy lujosa, en un estilo que combina los clásicos elementos Mercedes-Benz con tecnología moderna. Los colores claros del coche de prueba dan la sensación privilegiada de estar en camino con algo muy especial.

Esta sensación es amplificada por la enorme pantalla que se extiende desde detrás del volante hasta la mitad del salpicadero. Detrás del volante muestra información esencial al conductor (velocidad, rpm, consumo). En la parte central de la pantalla aparece la información del sistema de audio, navegación y comunicación.

Mercedes-Benz Clase E Estate

El sistema de navegación a veces funciona muy lento, no mencionando en tiempo a maniobras consecutivas. Así, el conductor pierde indicaciones cuando está en la ciudad. Opcionalmente, es posible reemplazar la llave por un teléfono móvil con NFC (near field communication) y un específico app de Mercedes-Benz, Esto funciona modestamente bien, sobre todo porque el teléfono tiene que quedar estrictamente en su lugar durante el viaje. Si se mueve el teléfono en una curva rápida, el coche advierte que la llave no es reconocida. Además, en la práctica, la solución del teléfono móvil no tiene ninguna ventaja sobre "keyless entry" (acceso sin llave).

La parte del audio merece una mención especial, porque cuando se eligen los parlantes y amplificadoras de "Burmester", el sonido es absolutamente brillante.

Piloto automático

Lo que hace realmente único al Clase E, es la cantidad de sistemas de seguridad. En otras palabras, la inteligencia prometida. El Clase E va más allí que las cámaras y sensores que ya conocemos y que prestan sus datos e imágenes al conductor. El Clase E efectivamente sabe conducir solo!

Mercedes-Benz Clase E Estate

Activar el "Drive Pilot" durante la conducción, significa que el ordenador se encarga de acelerar, frenar y girar el volante. Teóricamente, el Clase E podría conducir distancias largas en la autopista, pero las leyes (aún) no lo permiten. Es por eso, que después de unos 10 segundos aparece una advertencia para que el conductor tome nuevamente el control. Muy especial es que el Clase E puede asistir en los adelantamientos: simplemente indicando dirección con el guiñador, el ordenador determina si hay suficiente campo en el otro carril, para luego cambiar de carril autónomamente.

Mercedes-Benz Clase E Estate

Durante una anterior prueba con el Clase E berlina en los Países Bajos, el Drive Pilot no supo convencer tanto, porque el coche cometió varias infracciones e interpretó mal a algunas señales de tránsito. Durante la actual prueba, en las carreteras calmas del norte de Alemania, el piloto automático funcionó perfectamente.

E400

Otro contraste con la anterior prueba: entonces habíamos conducido el motor más liviano disponible. Para esta segunda prueba hemos elegido el forzudo E400. Significa, un motor de seis cilindros que presta 333 CV / 480 Nm. Para asegurarse que esta potencia es transformada en prestaciones bajo todas las circunstancias, "4Matic" (doble tracción) viene estándar.

Mercedes-Benz Clase E Estate

Estrictamente hablando, el E400 no es el Clase E más potente, porque también hay modelos deportivos AMG. Con su abundante potencia, el E400 es, sobre todo, el más confortable. Casi no se escucha a esta fuente de poder. Sonidos del viento o de los neumáticos son mínimos. No muestra ninguna agresión. Cuando se aprieta el acelerador, una velocidad elevada "de repente" es mostrada en el cuentakilómetros, sin notar aceleración o violencia. En la autopista alemana una velocidad de 175 km/h es una normal velocidad crucero.

Por supuesto, una potencia tan superior es combinada con un consumo considerable. En la práctica, hay que calcular con 1 litro en 10 kms. La caja automática de 9 velocidades ("9G-Tronic") funciona bien, pero no cambia desaparcebidamente. En un coche así se podría esperar más.

Mercedes-Benz Clase E Estate

Comportamiento en camino

El Clase E Estate tiene la misma batalla que la berlina y la diferencia en peso es mínima. Ambos coches muestran exactamente el mismo comportamiento en camino. Quiere decir que es muy posible correr o conducir de manera deportiva, sobre todo, cuando se elige el modo deportivo (chasis y volante adaptado, etcétera). Entonces, el agarre es excelente. Con solamente una mano en el volante puedes ser más veloz que la mayoría de los demás automovilistas.

Sin embargo, el Clase E no está hecho para eso. Se manifiesta mejor con un estilo de conducción calmado y fluido. Entonces, se nota el balance de la carrocería, lo bonito que el coche va y la buena relación entre las diferentes velocidades de la caja con el carácter del motor.

Mercedes-Benz Clase E Estate

Conclusión

Después del nuevo Clase E berlina, ahora sigue el nuevo Estate. El Clase E berlina ya sabía distinguirse con electrónica inteligente y lo mismo vale para este familiar. La profunda integración con el teléfono móvil, los muchos sistemas de seguridad y la posibilidad de conducción autónoma, hacen que la vida diurna sea más confortable y segura.

Al margen de todo eso, el Clase E es un verdadero Mercedes-Benz, lo que significa que conducirlo dinámicamente es ciertamente posible, pero que el énfasis está en el confort. Condujimos el E400 que convence con mucha tranquilidad y agileza.

La inteligencia es llevada un paso más allí en el caso del estate por su diseño bien elaborado. El Clase E Estate tiene más o menos el mismo tamaño que los competidores, pero ofrece un maletero mucho más grande.

plus
  • Muy comfortable
  • Amplio y práctico
  • Extra confort y seguridad gracias a tecnología innovadora
min
  • Consumo considerable del E400
  • Sistema de navegación, a menudo muy lento
  • Se notan los cambios de la caja automática