31 agosto 2016
Ford Edge

Ford Edge

Cerca de la orilla

Prueba | El Ford Edge existe exactamente 10 años. Nunca has escuchado de él? Nada raro, ya que el primer Ford Edge apareció en Estados Unidos y no estaba a la venta en Europa. Pero desde hace poco, Ford ofrece sus modelos en todo el mundo. Por eso, el Edge de la segunda generación viene a España. Una buena adquisición?
 

Bajo el eslogan "One Ford", Ford, hoy día, ofrece en todo el mundo los mismos modelos. Anteriormente, Ford Europa solamente tenía un SUV pequeño (EcoSport) y un SUV mediano (Kuga), pero gracias a la nueva estrategia también hay un SUV grande con el nombre "Edge".

Y el Edge es grandísimo! El juego de líneas lo oculta de manera inteligente, pero el Edge tiene el mismo tamaño que el Mercedes-Benz GLE, Land Rover Discovery o BMW X5. Las filudas líneas atraviesan superficies grandes y eso lo hace parecer más modesto. Por supuesto, el color juguetón del coche de prueba logra milagros por su carisma!

Ford Edge

Espacio

Para que este mastodonte americano se sienta en casa en Europa, Ford lo ha adaptado en varios aspectos. En América lo consideran un coche de tamaño mediano ("mid size SUV" (si, de veras!)), pero en Europa es considerado un coche de lujo. Para cumplir con el papel de coche tope, han adaptado el interior drásticamente. Incluso el plástico que cubre las columnas A es reemplazado por tela.

Dueños de otros modelos Ford se sentirán cómodos en el Edge. Aparte de la posición elevada, podrían estar en un Mondeo. Para los que no conozcan Ford: tranquilos, porque el Edge no tiene un interior americano con un juego de living en lugar de silla y más portavasos que botones.

Ford Edge

Por lógica, el espacio es abundante en este grandioso SUV, tanto atrás como adelante. En Estados Unidos lo venden incluso con 7 asientos, pero en Europa solamente con 5. Es para evitar competencia con los propios monovolumenes de Ford como el S-Max y el Galaxy. Extraño, porque Ford así no cumple con su propia estrategia de "One Ford"!

Equipamiento

El salpicadero brilla por su simplicidad. La mayoría de los botones está en el volante, perfectamente al alcance del conductor. Las demás funciones son manejadas a través de la pantalla central.

Las funciones más importantes no necesitan manejo: los sistemas de seguridad. El Edge presta sus cámaras y sensores al conductor. Advierte contra peligro e interviene cuando es necesario. Los mismo sistemas son usados para aumentar el confort, por ejemplo con control crucero activo. Muy especial es el limitador de velocidad variable: se adapta automáticamente a los límites de velocidad que son vistos por la cámara!

Ford Edge

Diésel

En América el Edge es vendido con "gordos" motores a gasolina. Pero en Europa, Ford ofrece dos motores a diésel. Ambos tienen una clindrada de 2.0 litros y prestan 180 o 210 CV, con respectivamente uno o dos turbos. Cuando se elige el biturbo, viene con caja automática que funciona muy bien.

Ford Edge

El que compara las especificaciones del Edge y sus competidores, descubre que todos los competidores tienen una mejor combinación de prestaciones y consumo. En la práctica, esta diferencia no es tan grande. Es posible llegar al consumo prometido de 1 en 17 cuando uno conduce con calma y de manera constante.

Sobre papel la competencia es más fuerte, pero el biturbo que condujimos, da la sensación de ser por lo menos tan veloz. Los 210 CV / 450 NM del Edge son suficientes para siempre tener una reserva bajo todas las circunstancias. Se hace sentir muy potente.

Ford Edge

Off-road

Todos los Edge europeos tienen doble tracción estándar, pero no tienen tecnología especial para el terreno, ni mecánico ni electrónico. El conductor tiene que experimentar de manera empírica cómo se comporta la tracción en diferentes situaciones. Los ángulos de salida y entrada no son muy grandes, así que el coche de vez en cuando toca el piso en colinas inclinadas.

En breve: el Edge no se quedará atascado en el terreno, pero la doble tracción, más que todo, es un mecanismo de extra seguridad bajo extremas condiciones climatológicas.

Comportamiento en camino

Por supuesto han adaptado el comportamiento en camino al gusto europeo. Claro, ya que ese es el punto fuerte de todos los Ford europeos. Los técnicos han cambiado el feedback del volante y del chasis.

Dentro de la ciudad, destaca el enorme radio de giro. Las ruedas delanteras no giran mucho. La consecuencia es que el Edge tiene que maniobrar y retroceder para tomar curvas cerradas, por ejemplo en la ciudad o en los aparcamientos. El demás tráfico continua su camino sin dificultad. Son situaciones incómodas, para expresarlo suavemente.

Ford Edge

Cuando el Edge tiene suficiente espacio, su comportamiento es comparable con los mejores SUV europeos. Sí destaca que es fácil desequilibrarlo. Los neumáticos chillan de placer, pero el coche se mantiene bien controlable. Quizás no era la intención de Ford, pero es desafiante conducir así. Close to the Edge (Cerca de la orilla).

Conclusión

Es el Ford Edge un enriquecimiento para Europa? Sí, pero sobre todo por la manera en que Ford lo posiciona. Cuando simplemente se miran las características de conducción o la tecnología, el Edge es bueno pero no es especial.

El Edge es especial en el sentido de la combinación de precio y espacio. En este segmento alto, la oferta consiste de marcas "premium" con también los precios premium. El Ford es tan potente y amplio pero cuesta menos.

plus
  • Buen precio
  • Excelente comportamiento en camino
  • Buenas características de conducción
min
  • Pocas habilidades en el terreno
  • Inútilmente grande en la ciudad