2 diciembre 2014
Smart ForTwo

Smart ForTwo

Astuto

Prueba | El primer Smart que aparecía en el mercado en 1998 causó una pequeña revolución en el mundo de los coches. Nunca antes una marca establecida se atrevió a tener un pensamiento tan radicalmente diferente. Y con éxito, porque el pequeño biplaza ha conquistado el mundo desde entonces. Ahora aparece la cuarta generación del coche supercompacto y es mucho más astuto que antes.
 

El nombre lo dice todo. "Smart" significa astuto, y Smart quiere ser más astuto que los demás. Smart no ha buscado eso en tecnología avanzada, sino en buenas ideas. Como por ejemplo: qué sentido tiene un motor fuerte si en ninguna parte es permitido correr? Por qué tener un coche grande si lleva como máximo dos personas? Para qué arrastrar toda la vida un asiento trasero si solamente se lo usa un par de veces por año?

El resultado es un coche para dos personas de 2 metros 70. Pero: Smart no solo trata de omitir! Más que en otros coches pequeños, han prestado atención a lujo, seguridad y carisma.

Smart ForTwo

Quiere decir que el Smart ForTwo no es intencionado como coche de bajo presupuesto, sino como transporte inteligente. Es justamente por eso, que a los hedonistas les gusta el Smart, como también a los marcadores de tendencias y compañías que usan el coche como propaganda. En comparación con las anteriores generaciones, el nuevo Smart ForTwo irradia autoconfianza y deja en claro que aquí no se trata de un pobre cochecito compacto.

Para demostrar que el ForTwo es por lo menos tan robusto y seguro que un coche grande, la jaula de seguridad se ve desde afuera. La jaula "Tridon", además, está hecha de otro color que el resto del coche, lo que da más aspecto especial al ForTwo.

Smart ForTwo

Es posible adaptar su interior al propio gusto. El coche de prueba estaba equipado con un interior en blanco y celeste, a lo cual ninguna otra marca se atrevería, pero queda fantastico en este Smart!

Equipamiento

El diseño del habitáculo es típico para Smaty: minimalístico pero con mucho estilo. Para ahorrar costes y peso, los asientos son hechos de una sola pieza. Sin embargo, son de buen tamaño, y cómodos y seguros para personas grandes.

Como es debido en un coche moderno, han prestado mucha atención a la integración del teléfono móvil. Arriba de la radio es posible montar una base para el teléfono. El teléfono cubre la pantalla y los botones de la radio, pero también reemplaza sus funciones. Smart no utiliza tecnología semidesarrollada como MirrorLink, pero ofrece su propio app que está listo para su uso.

Smart ForTwo

Aparte de esta solución barata, también está disponible un sistema completamente nuevo que integra audio, navegación y comunicación. La navegación está hecha por TomTom y funciona de manera excelente. Un detalle bonito es el hueco redondo en el salpicadero donde parece que la pantalla flotara por encima. Un cuentarrevoluciones no es estándar, pero se puede poner uno como un reloj suelto encima del salpicadero.

Motores

El ForTwo está disponible con dos motores a gasolina. Ambos cuentan con tres cilindros y están en la parte trasera del coche. El motor base cuenta con 52 kW (71 cv) y la alternativa es uno de 66 kW (90 cv) con turbo.

Smart ForTwo

Quizás la novedad más importante: la nueva generación Smart ya no viene estándar con una caja automática. Antes Smart daba preferencia a la automática para ahorrar espacio, pero la combinación con el motor pequeño hizo imposible que ésta funcione de manera ágil.

Smart ForTwo

Bajo ligera presión del mercado, el nuevo Smart, entonces, viene con una caja manual de cinco velocidades que funciona bien. Como opción será disponible una caja automática (con doble embrague!).

Para esta prueba condujimos con el motor a gasolina de 71 cv con caja manual. Con éste, sus prestaciones son justamente lo necesario. El ForTwo puede fácilmente adaptarse al flujo del tráfico y entonces es silencioso y económico. Hay que insistir fuertemente para que el ForTwo muestra sus músculos, pero entonces no tiene problemas con aceleraciones rápidas.

A pesar del concepto astuto y las técnicas para ahorrar gasolina, el ForTwo lamentablemente no es más económico que otros coches pequeños. Durante la prueba anotamos 4.9 litros por 100 kms. Es una cifra comparable con otros cochecitos pequeños para cuatro personas.

Smart ForTwo

Comportamiento en camino

La reducida largura es al mismo tiempo el punto fuerte y débil del Smart ForTwo. La ventaja es que el coche es extremadamente maniobrable, y se deja llevar fácilmente a través de la ciudad. Se lo puede aparcar en cualquier lugarcito. El círculo de giro es impresionantemente pequeño: cuando giras el volante por completo, es como si el Smart pudiese morder casi su propia cola!

La desventaja de la batalla corta es la modesta estabilidad en línea recta, la sensibilidad para vientos laterales y el sacudimiento sobre pavimento malo. Pero con esta nueva generación han resuelto gran parte de estos problemas.

Smart ForTwo

El sistema "Dynamic Steering" se encarga de estabilidad en velocidad elevada, pero de la alerta en velocidad baja. El asistente de vientos laterales es una extensión del programa de estabilidad electrónica (ESP) que ayuda a que el coche se mantenga en línea recta cuando hay mucho viento. Gracias al avanzado chasis, el confort sobre pavimento malo ha mejorado, mientras que la estabilidad en general es excelente.

Gracias a esta tecnología, es una fiesta conducir el ForTwo. Así como un deportivo potente te desafía para correr, el Fortwo te desafía para hacer maniobras rápidas en la ciudad. El conductor del ForTwo quiere pasar por medio de todo, no porque debe sino porque es tan fácil.

Smart ForTwo

Conclusión

Smart no desata una revolución con la cuarto generación del ForTwo, pero el pequeño astuto pone un gran paso adelante. Comparando con las anteriores generaciones, su comportamiento en camino ha mejorado mucho y han abandonado la mal reputada caja automática. Gracias al buen equipamiento y el refinado chasis, el coche se deja sentir más maduro. Con estos cambios, ya no existen las más importantes objeciones contra el ForTwo.

Al mismo tiempo, el ForTwo sigue siendo un extraño por su concepto especial. Cuando uno mira al precio o al consumo, el ForTwo casi no lleva ventajas sobre otros coches tradicionales. El que solamente se mueve dentro de lo urbano, obtendrá mucho placer de su maniobrabilidad. Puede ser un argumento impactante para elegir el ForTwo.

Lo que queda son el placer de conducirlo y el muy fuerte carisma. Es divertido moverse en un Smart! Para aumentar la diversión, el Smart tiene un diseño más llamativo y es posible adaptar su apariencia de muchas maneras. Sea la que sea su atracción: el Smart Fortwo es una elección astuta.

plus
  • Concepto astuto
  • Extremadamente maniobrable
  • ávido y económico
min
  • Retrovisores pequeños
  • Molestoso reflejo en el salpicadero (en caso de tapizado claro)
  • No es más económico que otros coches pequeños