4 mayo 2014
Seat Leon Cupra

Seat Leon Cupra

Fiesta para todos los sentidos

Prueba | A Seat le gusta hablar de "Enjoyneering". Es una palabra inventada por Seat y es la contracción del inglés "enjoy" (diversión) y "engineering" (ingeniería). Seat quiere aclarar con eso que construye, más que todo, coches para disfrutarlos. Ahora Seat introduce el coche de producción más rápido de toda su historia: el "León SC Cupra 280". Es divertido conducirlo?
 

Gracias a las líneas rectas, el temperamento español y la tecnología alemana, el nuevo Seat León ya ha ganado muchos corazones. Es justo en un coche así, que hay un mercado considerable para un modelo deportivo tope. Después de introducir el nuevo León, el León SC (coupé) y el León ST (familiar), ahora llegó el momento para presentar "la cereza sobre la tarta", el Cupra.

Tecnología

En el caso de Seat, Cupra tradicionalmente es sinónimo de la edición más deportiva de un modelo. Por supuesto, el nuevo Cupra es otra vez más fuerte, rápido y deportivo que la anterior generación. El nuevo Cupra tiene la misma motorización que el Volkswagen Golf GTI y el Audi S3. Gracias a su propio afinamiento, el motor en el Seat tiene su carácter propio.

Seat Leon Cupra

El motor "2.0 TSI" en el León Cupra presta 280 cv. En Volkswagen, ésto oscila entre 230 y 300 cv. El Audi siempre presta 300 cv. Los compañeros de establo dejan elegir entre tracción delantera o doble. El Seat solamente tiene tracción delantera, pero emplea una traba mecánica para transmitir la potencia eficientemente al asfalto en las curvas. La mayor ventaja de esta elección: el Seat es considerablemente más barato.

Prestaciones

El pique desde parado a los 100 kms/h es hecho en 5.9 segundos. Es una marca notable para un coche de esta categoría, y con este precio. El ingrediente diversión, además, está muy presente. La mayoría de los coches en este segmento dan una sensación de poder. Seat, en cambio, elige agresividad. Compárelo con la diferencia entre un martillo y una navaja.

Seat Leon Cupra

Después de apretar el botón Cupra ("Cupra Drive Profile", en términos de marketing) se alistan todos los sistemas y el León reacciona alertamente a cada comando. El acelerador parece inyectar puro veneno en el motor. Cuando se elige la caja automática opcional con doble embrague, el Cupra cambia de marcha como loco, y el velocímetro sube de forma alarmante hasta valores muy ilegales.

Según el folleto, el Cupra dispone de un "Sound Actuator" que subraya la sensación del sonido del motor. En la práctica casi no se nota. Claro que el motor es audible durante las aceleraciones, pero nunca se vuelve impresionante o excitante.

Seat Leon Cupra

Los frenos y el chasis por supuesto han sido adaptados a la violencia del motor. Nuevamente, el Cupra es diferente a los demás. La mayoría de los "hot hatches" tienen la suspensión ultradura y rebotan sobre el asfalto. No cabe duda que el León Cupra tiene el chasis firme pero no tan duro que cada protuberancia en la carretera sea percibida como un golpe en el volante.

Seat Leon Cupra

A pesar de ésto, el conductor se da perfectamente cuenta de lo que pasa debajo de las ruedas delanteras. Además es notablemente estable y predecible, por lo cual conductores principiantes también pueden sacar provecho del coche.

Confort

La mayor ganancia ha sido lograda en el campo del confort. Cuando uno nuevamente apreta el botón "Cupra", la electrónica regresa a su estado de confort. Ahora el Cupra es conducido como un León normal. Quiere decir que el coche es más liviano y dinámico que la mayoría de sus competidores, sin volverse nervioso o desconfortable.

En la posición confort, la reacción al acelerador ya no es agresiva, aunque sigue siendo alerta. Un suave golpe sobre el pedal de la derecha es suficiente para una deliciosa aceleración. En el modo confortable, el Cupra es un coche apto para viajes largos.

Seat Leon Cupra

Lamentablemente, siempre se nota que tenemos aquí el León más rápido: el consumo con un estilo de conducción muy calmado, consume mucho combustible. Seat indica un promedio de 1 litro en 15.6 kilómetros, pero en la práctica es imposible realizarlo. Hay que calcular con 1 en 13 cuando es usado para tráfico normal, y 1 en 8 cuando a uno le gusta apretar el acelerador al fondo.

El Cupra es intencionado como el modelo cumbre de la serie León, y por eso contiene todos los lujos disponibles en Seat. Lamentablemente hay poca atención para la seguridad activa, igual que en León regular. Según Seat no les gustan a los clientes tales sistemas que "piensan" para el conductor. El énfasis está en la diversión: hablando de lujo e "infotainment"(multimedia, navegación, etcétera), este León deja muy poco que desear.

Seat Leon Cupra

Conclusión

Seat quiere perfilarse como una marca desafiante, joven y deportiva. El León Cupra es prácticamente la tarjeta de visita de Seat, porque como ningún otro modelo corresponde con la imagen de la marca.

El León Cupra no es solamente un compacto muy rápido, sino que sabe distinguirse de la competencia. En primer lugar conducimos para esta prueba un León SC, un coupé de tres puertas, y no el compacto de cinco puertas. En segundo lugar, Seat prefiere la tecnología un poco más sencilla, por lo cual el León Cupra es bastante más barato, sin que sus prestaciones queden atrás. En tercer lugar, el León se hace sentir más liviano, ágil y deportivo que sus competidores.

El mayor avance en comparación con el anterior León Cupra es que el coche se ha vuelto más rápido y más confortable al mismo tiempo. Una verdadera fiesta para todos los sentidos!

plus
  • Ultrarrápido
  • Excitante cuando puede, confortable cuando necesario
  • Tan amplio y práctico como cualquier otro León
min
  • Consumo elevado
  • Retrovisores pequeños
  • Sonidos mecánicos secundarios