30 marzo 2014
Mercedes-Benz Clase C

Mercedes-Benz Clase C

Seductor

Prueba | Un coche empresarial, en primer lugar, tiene que traer beneficios para la empresa. Ésto significa la importancia de cosas como un precio bajo por kilómetro, una apariencia representativa, confort y seguridad. Muy a menudo, es olvidado que el conductor ejecutivo pasa más tiempo en su automóvil que alguien que solamente usa su coche para ir a su trabajo. Por lo tanto, el nuevo Clase C de Mercedes-Benz va un paso más allí y seduce al conductor con más confort que nunca. Autozine se dejó seducir...
 

No es el diseño lo que hace tan atractivo al completamente nuevo Mercedes-Benz Clase C. Por supuesto, el coche se ve mucho mejor que la anterior generación. Está en línea con los nuevos Clase E y S, lo que quiere decir que tiene el carisma característico que combina elegancia con un diseño orgánico. El coche que probamos luce en especial en el color nácar!

Pero donde encanta el Clase C es en su interior. Hace poco solamente los modelos más caros de Mercedes abrazaron los ocupantes en un capullo de cuero, cromado y madera. El Clase C ahora también transmite esta sensación privilegiada.Es un tipo de automóvil en que la mayoría de las personas querrá pasar el tiempo al máximo; y eso es exactamente lo que trata de lograr un coche ejecutivo. Gracias al aumento de la batalla (+8 cms) ha crecido el espacio en el interior, en especial en la parte trasera el Clase C ahora ofrece más campo para las piernas que antes.

Mercedes-Benz Clase C

Equipamiento

No solamente trata de apariencias. Desde ahora es posible equipar el Clase C con todas las previsiones de lujo y seguridad que ya eran disponibles para los modelos más grandes. El Clase C incluso tiene la primicia de ofrecer un suplemento al existente botón que se aprieta y gira ("Comand controller") para manejar el sistema de audio, navegación y comunicación. El Clase C también tiene una pantalla táctil, con la función extra de reconocimiento de escritura. No significa más posibilidades, pero sí más opciones de facilidad.

Como opción está disponible un sistema de audio de alta calidad de la marca "Burmester". Es primera vez que esta eminencia del mundo de alta fidelidad se dirige a un coche en esta categoría.Anteriormente un sistema Burmester era casi más caro que un coche completo de Clase C. Se nota entonces claramente la diferencia en la calidad del sistema. La extrema claridad y el realismo casi espeluznante de Burmester faltan. La plusvalía sobre el sistema estándar es evidente, lo que convierte la adquisición en una compra sensata.

Mercedes-Benz Clase C

Otra opción valiosa es el "head-up display", que proyecta los datos más importantes del salpicadero y las instrucciones de la navegación en el parabrisas frente al conductor. En la práctica, este sistema funciona tan agradablemente que los relojes tradicionales son casi redundantes.

Gasolina

Único de la Clase C en la gama de Mercedes-Benz, son los motores modestos en combinación con un grande equipamiento. Eso vale más que todo para el "C200". Este motor a gasolina de cuatro cilindros y 2.0 litros tiene un carácter pronunciado. En primer lugar es tan silencioso que no se lo escucha. Uno tiene que mirar al cuentarrevoluciones para convencerse que el motor ha sido encendido. Nuevamente hay esta comparación con los modelos grandes de Mercedes-Benz.

Mercedes-Benz Clase C

Con una cantidad de revoluciones baja, casi no tiene potencia disponible y el C200 se hace sentir lento. El pique de 100 a 120 kms/h en sexta velocidad no se mide con un cronómetro sino con un calendario. Al mismo tiempo, la fuente de poder tiene un agilidad única: con revoluciones sumamente bajas nunca protesta.

Cuando se baja de marcha y las revoluciones llegan por arriba de los 4.000 rpm, el C200 se muestra animado, rápido e incluso agresivo. La ventaja de este motor es que el conductor es motivado a conducirlo económicamente, para que el coche siempre tenga la suficiente reserva cuando sea necesario. Por esta doble característica, el C200 no es un coche que se compra sin probarlo.

Mercedes-Benz Clase C

Diésel

El nuevo Clase C también será disponible como híbrido. Mercedes ha elegido una combinación que es muy popular, pero poco usual: motor diésel con motor eléctrico. Por lo que un diésel tiene más par motor que un motor a gasolina, es complicada la transición de diésel a electricidad.

Mercedes-Benz Clase C

Mercedes-Benz ha solucionado este problema empleando el motor eléctrico sobre todo como auxiliar. Técnicamente, el "C300 BlueTec Hybrid" es capaz de recorrer algunos kilómetros de manera eléctrica pero en la práctica el motor diésel está casi siempre activo.

Es casi imposible realizar el consumo indicado por Mercedes-Benz de 3.6 litros por 100 kms (consumo durante la prueba 6.2 litros por 100 kms). Pero por el otro lado, las prestaciones son excelentes. Gracias al motor auxiliar eléctrico, el motor diésel de 2.1 litros es mucho más potente, sin que el consumo sea muy elevado. No es, sino, una maravilla de la economía.

Mercedes-Benz Clase C

Aparte del moderno híbrido, hemos probado el conocido motor diésel de cuatro cilindros de 2.0 litros. En la práctica, éste corre más silencio y refinado que el híbrido. Sin duda, el nivel de las prestaciones está más bajo, pero también el consumo y el sonido. Quien se deja llevar por el fluido del tráfico no consume más de 5.0 litros por 100 kms.

Comportamiento en camino

A pesar de las dimensiones considerables, el Clase C no se hace sentir como un coche grande. Incluso en la ciudad, esta berlina de 4.7 metros se deja manejar con notable facilidad. Según las mejores tradiciones de la marca, el Clase C opta por confort. La distancia entre conductor y mecánica es grande. El vehículo realiza el trabajo, el piloto solamente da las instrucciones y luego confía ciegamente en la tecnología. Y éste último es muy bien posible, porque la estabilidad es excelente.

Mercedes-Benz Clase C

El que quiere experimentar más emoción, elegirá el chasis deportivo. Es 15 mm más bajo y bastante más rígido. Con este chasis, el Clase C deja de planear, y se siente cada irregularidad de la carretera y el funcionamiento de la mecánica. El conductor percibe más de su coche y eso aumenta el placer de conducirlo.

El que quiere ir aún un paso más allí, puede elegir el chasis adaptivo "AirMatic". Con "Agility Control" el conductor puede seleccionar entre los modos confortable, normal y deportivo. La plusvalía está en que el confort es más que en el chasis normal, mientras que el coche reacciona más vivo que con la versión deportiva. De esta manera, la Clase C sabe seducir cada vez de otra manera a su conductor.

Mercedes-Benz Clase C

Conclusión

Mercedes-Benz introduce el completamente nuevo Clase C. Más que antes, el Clase C sabe seducir con materiales finos y electrónica moderna. La "sensación Mercedes" está más presente.

Se ha ampliado la oferta de motores. El motor a gasolina "C200" es siempre silencioso y confortable, pero puede mostrar un aspecto deportivo cuando el conductor se lo pide. El "C300 BlueTec Hybrid" combina un motor diésel con un motor eléctrico para llegar a mejores prestaciones, sin que el consumo suba desproporcionalmente. El "C200 CDi" (diésel) será probablemente la versión más vendida, porque da la mejor combinación entre prestaciones y bajo consumo.

Cuando se trata de características de conducción, el nuevo Clase C da un gran paso adelante en el nivel de refinamiento. Gracias al "Agility Control" el conductor desde ahora puede elegir entre los carácteres confortable y deportivo. Con esto, el Clase C se ha vuelto aún más versátil, para poder seducir un grupo de compradores más grande.

plus
  • Silencio y confortable
  • Sensación privilegiada
  • Tecnología moderna y útil
min
  • Solamente especial con opciones costosas