16 diciembre 2013
Toyota Museo de la Tecnología

Toyota Museo de la Tecnología

De prensa a Prius

Museo de coches | La sede central de Toyota se encuentra en "Toyota City" en Japón. Dentro y alrededor de Toyota City también se encuentran las más importantes fábricas. No obstante, el "Toyota Commemorative Museum of Industry and Technology" está a unos 50 kilómetros en la ciudad de Nagoya. Es decir, aquí el señor Toyoda (no error de mecanografía) estableció su primera fábrica en 1911. Autozine visitó la tierra natal de Toyota.
 

El "Toyota Commemorative Museum of Industry and Technology" tiene un nombre largo. Libremente traducido es un museo que rinde homenaje a la manera en que se ha desarrollado Toyota. Enfáticamente no es un museo de coches (eso está en otro lugar), sino un museo sobre tecnología y métodos de producción.

Telares

El señor Toyoda comenzó su carrera en 1896 con el desarrollo y la fabricación de telares. En el comienzo eran construcciones sencillas de madera (todavía no se aplica el término "máquina"). Justamente por la sencillez de la construcción, el visitante entiende cómo funciona un telar. En el transcurso de los años los telares se vuelven más complicados, pero conociendo el primer ejemplar también se comprenden los sistemas modernos.

Los telares se vuelven cada más ingeniosos. De esta manera el "Type G" (1924) corrige errores con sencillas medidas mecáncias, donde hoy día se necesita un ordenador. Bobinas de hilo vacías son reemplazadas de forma automática por bobinas nuevas. Así se pudo producir cada vez más con menos personas.

El guía cuenta con orgullo que Japón en esta época producía la mejor calidad de telas del mundo y que vino un inspector inglés para averiguar si los obreros eran explotados. Para su propia sorpresa, tuvo que informar a Inglaterra que las máquinas de Toyoda eran lejos superiores a los ejemplares ingleses.

Muy especial es el telar circular que está en la recepción del museo. En un telar tradicional, la lanzadera se tiene que mover de la izquierda a la derecha y al revés, lo que causa pérdida de tiempo. En el telar circular, la lanzadera se mueve en una sola dirección y se pierde menos tiempo. Es el principio de la manera única de producción que caracteriza a Toyota ("The Toyota way), donde la eficiencia está siempre en primer lugar.

La mayoría de las 95 telares aún funciona y el personal los demuestra con toda la voluntad. La barrera del idioma no es necesariamente un obstáculo allí: una simple inclinación de la cabeza o una mirada curiosa ya es suficiente. La demostración explica todo, también sin entender una palabra de japonés.

Los primeros coches

Los británicos no vacilaron en comprar la patente del telar único de Toyoda. Pero Toyoda vio el encogimiento del mercado de telares y la aparición del mercado de coches. Poco tiempo después ocurrió el terremoto fuerte de Kanto (1923) y los trenes dejaron de funcionar por la destrucción de los rieles.

En el año 1929 Toyoda Junior vio su oportunidad y empleó el dinero de las patentes para desarrollar coches. Ford y GM en este momento ya tenían fábricas en Japón. Toyoda compró estos coches para estudiarlos y con estos conocimientos comenzó a construir ejemplares más eficientes.

El desarrollo de nuevos coches fue frenado por la segunda guerra mundial. En este período todo el dinero, todas las manos de obra y todos los recursos eran empleados para construir material de guerra. El "AA" (1936) fue el primer modelo de producción de Toyoda. El único ejemplar original está en La Haya, Holanda, en el museo Louwman. En Nagoya está una réplica.

Cuando los modelos eran más accesibles, cambiaron el nombre "Toyoda" en "Toyota". El último suena mejor y es algo más fácil de escribir con carácteres japoneses.

Producción

El "Toyota Commemorative Museum of Industry and Technology" no trata del coche en sí, sino de la tecnología y producción de coches. De esta manera han reconstruido la primera línea de montaje para dar una impresión de cómo se trabajaba en los años '30. Esta primera fábrica de coches estaba establecida en Koroma, la ciudad que ahora se conoce como "Toyota City". En Nagoya han producido solamente telares.

Luego el museo hace un salto en el tiempo y muestra una fábrica de los años '80 y '90. Incluso una prensa que pesa 600 toneladas fue trasladada de Toyota City a Nagoya. El visitante puede apretar el botón para que la prensa remache una lámina de acero en la forma de un coche. El sonido es clamoroso. Los primeros robots de los años '80 eran mayormente para soldar, y aún cada día funcionan en el museo de Nagoya.

No hay que esperar métodos modernos de producción en Nagoya. La manera de producir única de Toyota ("The Toyota Way") sigue siendo el secreto mejor guardado. Aunque las máquinas se ven impresionantes, tienen por lo menos 20 años.

Tecnología

Aparte del desarrollo en la manera de producir, hay aquí mucha atención para los desarrollos de la tecnología de coches. En el primer piso muestran con modelos abiertos cómo han sido refinados neumáticos, sistemas de dirección y chasis en el transcurso de los años. Los mejoramientos conciernen seguridad y eficiencia, pero también el control de los costes de producción. Con este último factor, las nuevas tecnologías fueron accesibles a un grupo de compradores mucho más grande.

Es por eso que en el "Toyota Commemorative Museum of Industry and Technology" no están los modelos más especiales de Toyota, sino los modelos con los cuales han hecho los pasos más importantes en el campo de la tecnología. Hay que acordarse del primer Toyota Corolla, pero también el primer Lexus LS. Por supuesto, no se olvidan de la tecnología híbrida. El último coche en la ruta es el actual buque insignia de la edad verde: el Prius plugin hybrid.

Toda la información es en japonés, con un resumen en inglés. El que no sabe el idioma japonés, puede aún aprender mucho en este museo. Para ver todo es suficiente una hora en ambos salones. Él que quiere leer, experimentar y probar todo, puede tener un día entero de distracción en el "Toyota Commemorative Museum of Industry and Technology" en Nagoya.

Conclusión

Aparte de varios museos automobilísticos, Toyota tiene un museo completamente dedicado a la tecnología y los métodos de producción. El museo no solamente da una excelente imagen del origen de la marca Toyota, sino también de la industria japonesa.

Por eso, el "Toyota Commemorative Museum of Industry and Technology" es una refrescante variación de los museos de coches. Allí solamente muestran coches, mientras que en Nagoya se puede observar cómo las fábricas y la tecnología de coches han cambiado en el transcurso de los años.