25 abril 2013
Audi RS6 Avant

Audi RS6 Avant

Cascarrabias con terno

Prueba | El R8 es el Audi más extremo. Es el modelo más rápido, más excitante y más destacado. Para algunos, esta última característica es una objeción: el R8 no es un coche que pasa desapercibido. Es además un coche deportivo de sangre pura y por eso tiene solamente campo para dos personas y una cantidad limitada de equipaje. Para los que buscan el Audi más extremo sin tener que entregar posibilidades prácticas existe otra opción: el "RS6 Avant".
 

El corazón del Audi RS6 es formado por un motor que tiene la potencia de un coche superdeportivo. El empaque, sin embargo, es completamente diferente: el RS6 Avant es un cohe familiar grande y práctico. Lo que no es, es modesto. Los contornos de la carrocería son extra acentuados, tiene ruedas de 20 pulgadas y los enormes tubos de escape en la parte trasera aclaran indudablemente que aquí no tenemos un Audi común y corriente.

Un detalle bastante divertido: los colores disponibles son todos nombrados por circuitos famosos. El coche de prueba es pintado en Gris Suzuka (y no blanco!).

Equipamiento

Debido a que el RS6 es el máximo Audi A6, está equipado con todas las cosas que son opcionales en otras ediciones. Hay que pensar, por ejemplo, en el muy costoso sistema de audio B&O, asientos con cuero, cámaras de parqueo atrás y adelante, "Audi MMI". Este "Multi Media Interface" combina audio, vídeo, navegación, comunicación e incluso la internet. El manejo requiere de acostumbramiento porque Audi rehusa obstinadamente el uso de una pantalla táctil.

Audi RS6 Avant

Por supuesto, el portón trasero es de manejo eléctrico y da acceso a un maletero de máximo 1.680 litros. El espacio en el asiento trasero es bueno, pero un poco menos que en un Audi A6 normal debido a los grandes asientos deportivos.

Tormenta

Es un privilegio solamente sentarse en el RS6 por el amplio equipamiento, los hermosos materiales y el enorme espacio.

Audi RS6 Avant

Cuando aprietas el botón de arranque del motor, es como si se estuviera acercando una tormenta: en la distancia escuchas un sonido profundo y clamoroso. El saber que un motor de ocho cilindros y de 4,0 litros ha cobrado y que produce 560 cv / 700 Nm produce, aunque quizás no quieres, tensión.

A pesar de ello, el RS6 Avant se deja conducir como una distinguida limusina. Ya con un número de revoluciones muy bajo hay un enorme par motor disponible, por lo cual el RS6 puede estar silencioso como un susurro. Además, cuando lo conduces con calma recién notas lo refinada que es la tecnología. Al igual que en una limusina, un estilo calmado es premiado con gran serenidad.

Audi RS6 Avant

En parte es debido a la caja automática de ocho velocidades. La octava velocidad es un verdadero "overdrive" que mantiene las revoluciones muy bajas en la autopista. Eso favorece al consumo y la tranquilidad.

Como ilustración: 120 km/h son apenas 1.500 rpm. Cuando manejamos con 180 km/h, la aguja del cuentarrevoluciones indica un poco más de 2.500 rpm. Esta velocidad se siente como la velocidad de una caminata. Aquí también influye que la escala del velocímetro indica más de 300 km/h. El conductor así siempre está conciente que solamente está usando una fracción de la potencia.

Audi RS6 Avant

Gracias a la nueva caja automática de ocho velocidades, un sistema start/stop y la regeneración de energía, el nuevo RS6 es considerablemente más eficiente (la palabra 'económico' no cabe aquí) que la anterior generación. Cuando empleas poca potencia el coche detiene cuatro cilindros para ahorrar combustible. Gracias a estas medidas, el recorrido de prueba, incluyendo tramos a elevadas velocidades, costó 12.2 litros por 100 kms (indicación oficial de la fábrica 9.8 litros por 100 kms).

Audi RS6 Avant

Rendimiento

Cuando manejas el acelerador de forma menos tolerante, el RS6 Avant demuestra una agresividad que podría servir de ejemplo para un hooligan aguerrido. Los dos turbos cobran vida y en un instante el RS6 dispara rumbo al horizonte. Gracias a la doble tracción Quattro, la potencia es transferida al camino sin pérdida de agarre. El RS6 acelera en línea recta y sin drama alguno.

El pique de 0 a 100 kms cuesta 3.9 segundos: un tiempo del cual los coches más deportivos no se avergüenzan. El RS6 sigue acelerando sin vacilar en velocidades por arriba de los 200 km/h. El coche de prueba estaba limitado a 305 km/h, pero según los técnicos el motor daría hasta 350 km/h. . Gracias a los opcionales discos de freno de cerámica (pesan 10 kilos menos que los discos tradicionales!) el parar es tan espectacular como acelerar.

Comportamiento en camino

No es solamente por el rendimiento sino también por el comprtamiento en camino que el RS6 sin que te des cuenta es superior a muchos deportivos. Nuevamente gracias a la doble tracción Quattro, la comunicación en el volante es pura. El conductor sabe exactamente que ocurre entre la goma (hecha a medida) y el asfalto. A pesar del chasis bajo y el gigantesco tamaño de las ruedas, el confort es considerable.

Audi RS6 Avant

Después de sobreponer una cierta resistencia en el volante, la dirección es extraordinariamente filuda para un coche así. Entonces sientes cómo los neumáticos anchos se agarran de la curva y cómo las fuerzas G aprietan a los habitantes de manera ruda en sus asientos deportivos.

La diferencia con un "verdadero" coche deportivo está al final de cuentas en la vivencia. En el circuito los deportivos tienen ventajas gracias a su aerodinámica y motor central. En la carretera pública la diferencia es considerablemente menor. Allí el RS6 tiene la ventaja por sus posibilidades prácticas y la apariencia civilizada. Quien ha probado el RS6 sabe que es sólo fachada: a pesar de su terno ejecutivo, es un cascarrabias que reparte golpes donde quiere.

Audi RS6 Avant

Conclusión

Audi introduce el completamente nuevo RS6 Avant. Igual que en las anteriores generaciones se ve como un familiar elegante, pero es en efecto un impresionante coche deportivo. La nueva generación convence aún más, ofreciendo lo mejor de dos mundos.

Cuando se puede y es permitido, el RS6 Avant se acerca al rendimiento de un coche deportivo de sangre pura. En línea recta, el RS6 posee una aceleración escalofriante. En las curvas el agarre es fenomenal.

La agresividad es sustituída en la fracción de un segundo por tranquilidad y confort. El equipamiento contiene simplemente todo lo que ofrece Audi en lujos y seguridad. Por lo tanto tenemos aquí un coche del cual se puede disfrutar en velocidad baja. Cuando conduces con calma, el RS6 Avant es tan refinado y confortable como una limusina.

plus
  • Muy lujoso
  • Muy confortable
  • Extremadamente rápido
min
  • Cuesta acostumbrarse al MMI
  • Círculo de giro muy grande
  • Para conectar iPhone requieres adaptador