12 febrero 2013
Citroen DS3 Cabrio

Citroën DS3 Cabrio

Entre dicho y hecho, sacaron el techo

Prueba | El Citroën DS3 debe su éxito más que todo a dos cosas: su apariencia y el placer de conducirlo. ¿Cómo podían mejorarlo aún más? Los diseñadores dijeron no ver posibilidades de mejorar el diseño. Motores más fuertes harían el DS3 más divertido pero también más caro. ¿Cómo mejorar el DS3? Entre dicho y hecho, Citroën decidió sacar el techo!
 

"Sacamos el techo' es fácil decir, pero no tan fácil de realizar. Es que el techo es una parte indispensable para mantener firme la carrocería. Sin el techo hay que reforzar otras partes del coche para mantener la seguridad. Esto cuesta dinero y hace al coche generalmente más pesado, lo que va a cuenta del placer de manejarlo. Según los diseñadores, además, era difícil mantener el juego de líneas del DS3 con un techo de convertible tradicional.

En el pasado Citroën ha ofrecido una construcción de techo especial en el "C3 Pluriel". Era un techo de tela que deslizaba hacia atrás y entonces la luna trasera se dobló hacia abajo. Luego se tenía que remover las bigas que iban por encima de las ventanas laterales para convertirlo en un verdadero convertible. Esta construcción especial en la práctica era compleja y sensible a las perturbaciones técnicas. Los dueños de un C3 Pluriel casi no aprovecharon las posibilidades especiales de su coche.

Citroen DS3 Cabrio

Techo abierto

Por lo tanto Citroën ha elegido una solución relativamente sencilla para el "DS3 Cabrio". Apretando un botón, el techo de tela se desliza hasta el vidrio trasero. Con velocidades por arriba de los 80 kms por hora, ésto produce un sonido rugiente. Por eso con una segunda apretada del mismo botón, el techo junto con la luneta trasera es doblado en un paquetito que se echa sobre el 'tablero para sombreros'.

La gran ventaja de esta construcción es que el DS3 cabrio es tan rígido como el DS3 normal. El sistema es fácil de manejar, y se deja abrir y cerrar a velocidades de hasta 20 kms por hora. Además, el techo de convertible pesa apenas 25 kilos y el precio no sube mucho en comparación con el DS3 normal. (El DS3 Cabrio cuesta aproximadamente 3.000 euros más).

Citroen DS3 Cabrio

Sin embargo, esta construcción cuenta con algunas desventajas. La más importante es que el DS3 cabrio no da la verdadera sensación de conducir un coche descapotable. Debido a que las bigas sobre las ventanas laterales se quedan en su lugar, el sentido de libertad es poco. Estamos sencillamente en un Citroën DS3 con techo abierto, no estamos en un cabriolet de sangre pura.

Además, el techo doblado bloquea la vista en el retrovisor y eso lo encontramos desagradable. El portón trasero no se eleva en forma de bisagra, pero se mueve hacia arriba con una construcción astuta. El maletero es relativamente grande para un coche en esta categoría (245 litros) pero el acceso al maletero es incómodo y pequeño.

Apariencia

Una clara ventaja de la construcción elegida es que no influye sobre el juego de líneas característico del DS3. Es más: el DS3 como cabriolet es aún más bonito! Esto se debe en parte al juego de colores especial de nuestro coche de prueba con blanco y "infinite blue". También muy bonitos son los dibujos en la tela del techo.

Citroen DS3 Cabrio

Si así lo desea, el color azul/purpura es reproducido en el interior. Los asientos cubierto con tela tienen la preferencia sobre los asientos entapizados de cuero. Los de cuero son muy resbalosos, entonces los ocupantes en curvas rápidas son catapultados hacia todos los extremos del habitáculo. Citroën promete en el folleto que el DS3 Cabrio es un coche plenamente para cinco personas, pero es una pretensión no cumplida. Con adultos largos adelante, los asientos delanteros chocan literalmente con el banquillo trasero, y entonces el campo para las piernas es cero.

Citroen DS3 Cabrio

Conducir

Citroën promete que el cabrio se deja conducir igual que el DS normal y eso es cien por ciento cierto. El techo del cabriolet consiste de tres planchas de tela y entonces es tan silencioso que el DS3 compacto. Solamente en un túnel o en una calle con edificios altos los sonidos son reflejados y entran desde arriba en el interior. Además, sobre pavimento malo, las partes internas del techo traquetean, pero según Citroën eso es ejemplar.

Cuando se elige la versión "Sport Chic", cada kilómetro recorrido da gusto. Eso es porque todos los componentes del coche parecen perfectamente afinados. El delicioso motor de 1.6 litros "THP" bajo el capó hace la división de peso exactamente bien. La dirección no es demasiado ligera ni pesada. El juego en el volante es lo suficiente para conducir relajadamente y al mismo tiempo el coche reacciona atentamente cuando es necesario.

Citroen DS3 Cabrio

Gracias al chasis deportivo, la estabilidad es sublime. En primer lugar el coche desafía conducirlo rápido, porque allí se siente el balance del chasis. La excelente estabilidad presta también buenas márgenes de seguridad. Si el conductor alguna vez se equivoca en una curva, el DS3 se deja manejar con velocidades increíblemente elevadas sin asombrarse siquiera.

Rendimiento

El motor con turbo de 156 cv / 240 Nm reacciona ávidamente al acelerador e invita a un estilo de conducir deportivo. El motor es silencioso, pero como en un coche deportivo de sangre pura, se nota un tono zumbido extremadamente profundo, que se escucha y siente(!) cuando el motor se pone a trabajar. Con cada cambio de marcha, se nota que las relaciones entre las diferentes marchas son perfectamente elegidas. El DS3 nunca pierde su entusiasmo para acelerar.

Hasta los frenos son perfectamente adaptados al carácter del motor. No muerden tan duros que los ocupantes son colgados en sus cinturones con cada pequeña frenada, pero sí son tan poderosos que el coche, cuando sea necesario, se para dentro de una distancia segura.

Citroen DS3 Cabrio

Conclusión

El DS3 es el coche más divertido de Citroën, entonces era obvio de introducir una versión descapotable de él. Generalmente un cabriolet es más bonito que la versión normal, y conducirlo con el techo abierto da una sensación más intensa. Lamentablemente esto no es válido para el DS3 Cabrio. La sencilla construcción del techo ha mantenido las características líneas y reducido el precio, pero la sensación de andar en un cabriolet no es completa. En la práctica el "DS3 Cabrio" no es más que un "DS3 techo abierto".

La estabilidad es y sigue siendo inigualada. Por lo que el Cabrio es tan rígido y apenas más pesado que el DS3, se deja conducir de la misma forma. Especialmente la versión "Sport Chic" es una fiesta de conducir, gracias al chasis deportivo. El motor rinde excelentemente, mientras que el consumo es limitado. La dirección, el comportamiento en camino y la posición del conductor son sublimes. Aunque solamente con un hueco en el techo, el entusiasmo del piloto de prueba subió por muy encima del techo.

plus
  • Diseño exitoso
  • Mucho placer al conducir
  • Excelente rendimiento, consumo modesto
min
  • Difícil acceso al maletero
  • No se hace sentir como descapotable
  • Techo abierto bloquea la vista en retrovisor