24 noviembre 2012
Opel Adam

Opel Adam

Adam ve la luz

Prueba | A Opel le gustaría vender más coches. Eso no es sorpresa. Lo que sí sorprende es la forma en que Opel quiere realizar este objetivo. Hasta ahora, Opel mejoró existentes modelos para así comprometer existentes clientes con la marca. El dueño de un Corsa o un Astra después de un par de años solía comprarse un ejemplar nuevo y mejorado. Con el Adam, Opel entra en una nueva ruta: este llamativo modelo tiene que atraer clientes que hasta ahora no han sentido atracción por la marca. Lo logrará el Adam?
 

Qué es el Opel Adam? El Adam es un coche en el cual la apariencia y carisma son lo más importante. Claro, no se han olvidado de la seguridad o las características al conducir, pero el placer viene primero. Con eso, el Opel Adam es bastante diferente de los demás Opel en los cuales la solidez y las posibilidades prácticas están en primer lugar. Los demás Opel pueden ser bonitos, pero generalmente no llaman la atención.

Pero el Adam sí. El Adam llama la atención como una vaca púrpura. Al lado de los demás Opel, el Adam es atrevido y hasta un poquito llamativo.. Esto se debe en gran parte a los muchos disfraces. El Adam está disponible en colores llamativos y puede ser adaptado hasta el más mínimo detalle a los deseos y caprichos de su dueño. Hasta las ruedas y la llave pueden ser decoradas.

Opel Adam

Espacio

Básicamente el interior es tan sólido como en cualquier otro Opel. El revestimiento es, por supuesto, más llamativo. El salpicadero, la consola del medio, paneles en la puerta y acentos en el volante y en los asientos pueden ser ejecutados en el color de la carrocería. Muchos de estos paneles son reemplazables cuando no gusta el color o se dañan.

Al techo se le puede proveer con dibujos como un cielo con nubes o un tablero de ajedrez. Hasta un cielo con estrellas de sesenta luces LED está disponible. Las luces están fuera de la visión del conductor, sin embargo dan un muy agradable resplandor caluroso.

Opel Adam

El espacio delantero en el Adam es excelente. Conductores largos se sientan cómodamente aquí. El espacio trasero es malo, incluso para un coche en el segmento de los compactos. El maletero es de tamaño promedio con 170 litros, pero es plagado por un umbral exageradamente alto.

Equipamiento

Para que el Adam sea atractivo para un gran grupo de compradores, Opel ha desarrollado un especial sistema de audio, navegación y comunicación con el nombre "IntelliLink". Usando el teléfono móvil (iPhone o Android) como cerebro, se ha ahorrado mucho dinero. En efecto, el IntelliLink es solamente un intermediario entre el teléfono y el coche. Las instrucciones del sistema de navegación del teléfono aparecen en la pantalla del coche. La música guardada en el teléfono suena por los parlantes del coche.

Opel Adam

Para aumentar la alegría, el Adam está disponible con un sistema de audio de alta calidad. Fue desarrollado en conjunto con el especialista de audio Infiniti. El precio para esta opción es razonable y entonces vale la pena considerarlo. El sonido no es demasiado claro, pero es más adecuado para una pequeña fiesta a bordo. Hay que tomar en cuenta que pierdes casi la mitad del maletero por el subwoofer.

A quienes no le gusta parquear el Adam de 3 metros 70 centímetros, pueden elegir la asistencia de parqueo, que lo estaciona solo. En la ciudad el "Blind Spot Alert" (Alerta de angulo muerto) advierte cuando hay un vehículo en el angulo muerto de los retrovisores laterales.

El Adam también estará disponible con "FlexFix"; una portabicletas que es integrado en el parachoques trasero. El aparato desliza como un cajón de una cómoda dentro y fuera del parachoques. El montaje y desmontaje son cosa del pasado.

Opel Adam

Manejar

En contraste con un sinfín de opciones de equipamiento, está la limitada oferta de motores. Cuando escribimos este articulo, Opel ofrece tres motores a gasolina que tienen su potencia de 70 a 00 cv. Un motor a diésel o una caja automática no están disponibles.

Opel Adam

Para esta prueba hemos conducido el motor a gasolina de 1,4-litros con 87 cv. Este motor está disponible en muchos Opel, lo que ha ayudado a bajar el precio del Adam. Además, esta fuente de poder es como un viejo conocido. No sufre ya de enfermedades infantiles. Sin embargo, existe un inconveniente: el carácter del motor no va con la prometedora apariencia del Adam.

El motor de 1.4-litros rinde suficiente potencia para no quedarse atrás en el trafico. Cuando se le pide más potencia que eso, las revoluciones (y la velocidad) suben sumamente lento. En cualquier otro coche, eso sería evaluado como relajante y confortable. Un coche como el Adam tiene que reaccionar ávidamente a cualquier comando. El sentimiento percibe que el coche es más lento que las cifras oficiales, y debería ser al revés.

Opel Adam

El sonido del motor es más audible que en otros coches nuevos en esta categoría. Cuando estábamos en la autopista buscábamos más que una vez la sexta velocidad. No la hay, una vez más para que el coche no sea muy caro. Es una decisión consciente de la fábrica.

Las modestas prestaciones por suerte van mano en mano con un consumo modesto. El Adam por supuesto tiene un sistema start/stop, un indicador de marcha y un ordenador. Opel promete un consumo de 5.1 litros por 100 kms y gracias a estas previsiones logramos acercarnos a esta cifra. Después de un día con mucho tráfico en la ciudad y un recorrido desafiante en las montañas, el consumo promedio se limitó a 6.5 litros por 100 km.

Opel Adam

Como se comporta en carretera?

Un coche como el Adam, prácticamente ruega ruedas grandes y llamativas y neumáticos anchos. Opel no solo tomó esto en cuenta en el diseño (existe suficiente espacio para ruedas y neumáticos grandes), sino también en la suspensión. Incluso cuando eliges el chasis deportivo en combinación con las ruedas más grandes (18 pulgadas) sigue habiendo suficiente confort. Muchos otros coches caminarían rebotando por la carretera con esta combinación, pero el Adam no!

En el comportamiento en camino vale sobre todo la presentación, y no la verdadera prestación.. Así que hicieron el volante pequeño y grueso. Se siente bien! La dirección es algo más directo que en el promedio coche y eso le hace animado. En curvas rápidas, el agarre es excelente. Sin embargo, el Adam fuera de la ciudad nunca llega a dar cosquillas como lo hacen los competidores como MINI y el Citroën DS3. Es en el radio urbano donde el Adam se deja conducir con la agilidad y rapidez de agua fluyente.

Opel Adam

Conclusión

Opel quiere atraer clientes que hasta el momento no sentían atracción hacia la marca. Lo hace con un llamativo coche compacto que puede ser adaptado hasta en el más mínimo detalle al gusto del comprador. El Adam es más grande que un Fiat 500, pero más pequeño que un Audi A1 o un Citroën DS3. En relación al precio está también justo al medio de los demás 'coches divertidos'.

El precio favorable se debe al uso de tecnología existente. Esto llega hasta el extremo que el teléfono móvil es integrado en el coche para ofrecer un sistema de audio y navegación barato. El uso de tecnología existente también hace que el Adam conduzca menos excitante que su prometedora apariencia hace esperar.

Opel combina el carácter extravagante del Adam con la sensatez de la tecnología de otros modelos. No solamente en sistemas de seguridad, pero también en el portabicicletas integrado. Con esta mezcla única, el Adam es muy diferente a los demás Opel, pero también a otros 'coches divertidos'. Con eso, están todos los ingredientes presentes para que el Adam gane una nueva clientela para Opel.

plus
  • Precio razonable
  • Combinación exitosa de apariencia y solidez
min
  • Circulo de giro demasiado grande
  • Pantalla de la navegación esta en lugar muy bajo
  • La promesa del diseño no es cumplido en el placer al manejarlo