2 agosto 2012
Alfa Romeo MiTo

Alfa Romeo MiTo

Para que no me olvides

Impresión | ¿Te acuerdas de mí? Me presenté a tí en 2008 por primera vez. Te conté de mis hobbys (salir, el deporte, disfrutar de la vida) y mis ambiciones (que primero me tomes en leasing para que luego tengamos una relación fija). Ahora he madurado. Mi espíritu es aún joven, pero me estoy preocupando cada vez más del medio ambiente y tus finanzas.
 

Desde el año 2008 han aparecido muchos nuevos, pero esto no me afecta! Soy pues más popular que nunca. Y eso es porque me he adaptado al tiempo moderno.

En el principio todo giraba en torno al rendimiento y el placer de manejar. Yo entonces te seducía con fuertes motores con turbo con alto rendimiento. Después te mantenía en mi poder con una traba electrónica que se llama "Q2". No importa con qué velocidad me mandaras por las curvas, yo nunca protestaba y hacía lo que me pedías.

No te preocupes! Soy tan divertido como antes. Porque quiero ser tu pareja ideal, adapto mi carácter al tuyo. Mi ADN tienen tres lados: 'all weather' (digamos mal tiempo) normal y dinámico. Apretando el botón yo cambio de calmada y confortable a rápida y desafiante. Mis deseos de renovación me han resultado en otra división de peso. Por eso a veces me salen chillidos antes de lo acostumbrado. Considérelos chillidos de placer.

Alfa Romeo MiTo

TwinAir

¿Me preguntas cómo entonces me he adaptado al tiempo moderno? Mi corazón hoy en día no late con cuatro cilindros sino solamente con dos. Tiene un contenido de apenas 875 cc. Con esto consumo menos y entonces soy más amigable contigo y tu billetera.

Además solamente emito 98 gramos de CO2 por kilómetro. Soy una bella Italiana y además limpia!

A pesar del mínimo contenido de mi motor y sus pocos cilindros yo, "TwinAir" soy con 85 cv y 145 Nm más fuerte que por ejemplo el 1.4 de antes. A veces me cuesta encontrar mi ritmo, pero cuando estoy en velocidad quiero solamente más! Para ayudarte en la economía, siempre te indico cuál es el mejor momento para subir o bajar de marcha.

Alfa Romeo MiTo

Refunfuñar

Pero la redacción de Autozine sí tiene algo para refunfuñar. Hay una cosa en la que no están contentos y tengo que compartir este comentario. Sobre papel soy muy económico (4.2 litros por 100 kms), pero en la práctica bebo mucho más. Calcule casi el doble. Además mi sistema de parada/arranque funciona tan lerdo que requiere de un estilo de conducción adaptado.

Alfa Romeo MiTo

He tratado de seducir el fotógrafo de Autozine de todas las formas posibles, pero él seguía descontento con mi sonido borbollando. Y eso es tomando en cuenta que yo sueno más profundo que el motor de dos cilindros de Fiat. Yo le respondo que un fotógrafo siempre está fuera del coche. En el interior el sonido no es para tanto comentario, y mucho menos cuando estoy en velocidad alta.

Pero tengo que admitir que es un hecho que los Volkswagen y Audis con desconexión de cilindros suenan mucho más maduros cuando funcionan con dos cilindros. Las alemanas son más fáciles de maniobrar por su diseño. Conmigo maniobrar es un arte. Pero tienes que admitir que las frías alemanas son mucho menos tentadoras que yo. ¿O que dices?

Así que por favor, no te olvides de mí cuando busques una nueva pareja.

Saludos y besos, Alfa MiTo

Alfa Romeo MiTo

Conclusión

¿Un aviso para encontrar pareja en vez de una prueba? Sí, porque de todos los coches en su segmento la Italiana tiene el carácter más pronunciado. Los conductores que eligen Alfa, la eligen más que todo con su corazón. Eso también es válido por el MiTo.

El MiTo es sin embargo más razonable que nunca gracias a su motor "TwinAir". Gracias al motor de dos cilindros el MiTo es tan animado como antes, pero el consumo bajó espectacularmente . Vale decir: en teoría. En la práctica es difícil si no imposible realizar el prometido bajo consumo.

La mayor ganancia de la técnica Twinair es que el consumo no sube tan bruscamente con un estilo de conducción animado. Esto le dio un encanto completamente nuevo al MiTo.

plus
  • Carácter animado
min
  • No tan económico como lo prometido