16 mayo 2012
Infiniti FX

Infiniti FX

Icónico

Impresión | Algunos coches han crecido hasta llegar a ser el ícono de una marca. El 911 es para muchos el único verdadero Porsche. Quien piensa en Volkswagen, se le viene a la mente automáticamente la imagen de un escarabajo. El Fiat se asocia de por sí con el 500. A pesar de su corta existencia, la marca japonesa exclusiva ha adaptado su modelo característico: el FX. Y justamente el FX ha sido adaptado para el modelo del año 2012.
 

Lo que hace tan especial al FX es la forma que ha adquirido. Un SUV es normalmente grande, rudo y picudo. El Infiniti FX no es de ninguna manera un todoterreno rebelde; es en realidad un coche deportivo con el tamaño de un SUV.

Para los diseñadores no hubo la necesidad de preocuparse por la distancia al suelo, ángulos de inclinación o espacio interior. La apariencia exterior quedó en primer lugar. Es por eso que el FX es llamativo, imponente y atrevido, pero no incorrecto. La cara para el modelo 2012 es mucho más expresivo gracias a una nueva parrilla. Ésta está basada en el estilo hogareño que Infiniti ha mostrado en distintos diseños de coches en los útimos años. Esta nueva delantera brinda al FX no solo una apariencia segura, sino también armoniosa; como si el FX siempre hubiera tenido que ser así.

Infiniti FX

También nuevo para el 2012 es el nuevo color azul "Iridium blue" (vea las fotos). Esta laca, según el fabricante, se renueva sola. Las rayaduras pequeñas podrían desaparecer solas con ayuda de sol y agua.

Equipamiento

El hecho de ser sobre todo un coche deportivo, delata el interior. Para ser un SUV, el conductor queda relativamente en posición baja e inclinado hacia atrás! Como se podría esperar de un coche japonés, el interior se encuentra repleto de tecnología moderna. Además, todos los aprovisionamientos son estándar. El FX brinda todo el lujo y seguridad que otras marcas brindan a cambio de costos muy elevados.

Infiniti FX

Después de mucho buscar, resultó que un par de cuestiones están ausentes: el FX no puede estacionarse solo (pero el conductor es asistido por cámaras alrededor); tampoco puede detectar señales de tráfico. Sin embargo, el FX sí detecta las líneas del camino y puede intervenir activamente en la dirección para mantenerse dentro del trazado. El FX también se frena solo en caso de haber obstáculos.

El FX es importado a Europa oficialmente a partir de 2008, pero antes de eso estuvo a la venta durante muchos años en Norte America. El FX ha sido adaptado en alrededor de 2000 lugares para el mercado europeo en general. Pero una cosa se les olvidó a los creadores: el sistema de sonido de Bose sigue sonando `americano` (alto, espeso, importuno y fingido).

Diésel

Especialmente para Europa, el FX se fabrica con motor a diésel. Éste proviene de la empresa matriz Nissan, que diseñó el motor junto con el socio Renault. El motor de 3.0 litros y seis cilindros del FX es encontrado también en el Renault Laguna Coupe. La gestión del motor del Infiniti ha sido modificada para que la fuente de poder reaccione más rápida y sobre todo agresivamente al momento de acelerar.

A pesar de la potencia de 238 pk / 550 Nm las prestaciones no son más que satisfactorias. El esprint desde cero a 100 km cuesta 8.3 segundos. Muy rápido en cualquier sentido, pero modelos a diésel comparables de otras marcas demuestran más supremacía y agilidad. Al menos en este último punto es donde el FX más decepciona.

Infiniti FX

En la ciudad la transmisión automática cambia de velocidad relativamente lento. El número de revoluciones se encuentra alrededor de las 1.500 rpm y es en ese momento cuando el motor se pone explícitamente reconocible. En un auto de este precio las expectativas son altas y "reconocible" es demasiado bullicioso. Además el FX en la ciudad es inmanejablemente grande y es por eso que el conductor busca como automáticamente la ruta más corta a los caminos de afuera.

En la autopista el FX sabe cómo convencernos. Además, al acelerar aparece el poderoso sonido de los seis cilindros, por lo que el sentimiento deportivo se vuelve inconfundible. Incluso a velocidades muy altas, la paz y armonía en el interior se mantienen garantizadas; de esta manera 180 km/h parece un paseo.

El motor diésel no está provisto de un sistema de parada y arranque. Aún así el consumo durante la prueba fue mucho más bajo lo que indicaron los fabricantes (!). En una ruta de prueba particularmente simple (caminos provinciales en los alrededores de Múnich) el consumo promedio fue de 8.1 litros por 100 km. Infiniti plantea que el "FX 3.0d" consume 9 litros por 100 km en promedio.

Características de la conducción

La gran fuerza del Infiniti FX se encuentra en el comportamiento en carretera. Como antes mencionado, las capacidades todoterreno son de menor importancia. El FX está provisto de tracción en las cuatro ruedas, pero el principal motivo para esto es que así se puede utilizar la potencia del motor en cualquier circunstancia de manera óptima.

Infiniti FX

Subcutáneamente, el Infiniti ha hecho todo lo posible para distribuir el peso proporcionalmente en las ruedas delanteras y traseras. Esto está tan bien hecho que en ediciones con motores relativamente pesados, la batería ha sido movida al maletero. Para mantener el centro de gravedad lo más bajo posible, el cardan pasa incluso a través del cárter de aceite!

El resultado es lo que se espera. La dirección es directa, este coloso no conoce lo que es ladear. El conductor sabe exactamente de lo que el coche es capaz. Sin faltar el respeto al confort, en las curvas se distingue perfectamente las fuerzas que trabajan sobre las ruedas y de esta manera puede el conductor fácilmente sacar lo mejor del FX. Si bien el FX perdería garantizadamente en un circuito contra un deportivo de verdad, el sentimiento se mantiene.

Cuando se conduce de manera calma se puede notar lo perfeccionado que es el chasis. Este es el tipo de coche que se lo facilita todo al conductor para conducir "bonito". Si así se quisiera, el FX se deja conducir graciosa y confortablemente y el conductor olvida de lo que el FX es capaz.

Infiniti FX

Conclusión

El FX es el mascarón de proa de la exclusiva marca japonesa Infiniti. Este SUV deportivo ha sido adaptado al año 2012. Sin embargo, el volver a conocer a este coche nos demostró que las modificaciones son tan mínimas que una foto de la nueva parrila y el nuevo color hubiesen bastado.

El motivo para volver a conducir el FX es sobre todo para volver a colocar este coche ante el público. A pesar de todas las adaptaciones para el mercado europeo (motor diésel, carácter deportivo, todo lujo que la competencia ofrece opcionalmente) el FX sigue siendo una rareza en nuestros caminos. Pero, ¿no es eso lo que hace tan exclusivo al FX?

plus
  • Aspecto distintivo
  • Abundante placer al manejar
  • El motor a diésel es más ahorrativo de lo que dice la información de la fábrica
min
  • Incómodamente grande en la ciudad
  • El espaldar de los asientos delanteros es muy bajo
  • El motor a diésel no es tan fuerte y refinado como los de la competencia alemana