3 mayo 2012
Ford Focus Wagon

Ford Focus Wagon

¿Buscarle tres pies al gato?

Impresión | Caballo viejo no aprende trote nuevo. Los coches eléctricos siguen siendo una novedad y algo extraño. 'Híbrido' suena complicado y el público en general todavía no ha aceptado esos milagros de economía y aerodinámica. Por todo esto, Ford busca otra política. El conocido y aceptado Focus está desde ahora disponible con un motor revolucionario. Ford nos asegura que la diferencia solamente llegarán a notar en la gasolinera.
 

Ford no nos ha mentido: cuando nos dieron las llaves del coche de prueba no notamos nada en especial. El Ford de demostración se ve como cualquier otro Focus Wagon. Después de una pequeña búsqueda encontramos un muy civilizado logo "EcoBoost" en la parte trasera. Es lo único especial en la apariencia de este coche.

La técnica especial no va al costo del campo interior. Como es de costumbre el Focus ofrece suficiente espacio interior. El asiento trasero y la maletera son de tamaño promedio para un coche de este formato.

Equipamiento

Ford no fue tacaño con el equipamiento. Como todos los Focus, también este ejemplar ecológico está lleno de tecnología avanzada. No sólo hay que pensar en navegación, enlace con el teléfono móvil y control climatológico separado para la izquierda y la derecha.

Ford Focus Wagon

Más que todo en el campo de la seguridad, Ford va más allá que los competidores. Por ejemplo una camera ayuda al conductor mostrándole la velocidad máxima según la última señal de tráfico que ha visto. Es como un pequeño truco mnemotécnico. Un sistema de radar se encarga de frenar el Focus cuando sea necesario. La cámara y el radar funcionan en conjunto para facilitar el sistema de parqueo automático.

Una invención notoriamente 'low tech' (tecnología común) es el nuevo 'Door Edge Protector". En español: protector de orilla de las puertas. Es un parachoques de goma que aparece como una bala cuando uno abre una puerta. Con esto se evita daños en la pintura, sin que el coche pierda su elegancia. Una prueba bastante torpe es evidencia de que el sistema funciona bien. Vale su precio absolutamente.

Ford Focus Wagon

Rendimiento

El motor es encendido con un botón. Al encender tampoco se nota nada en especial. El coche de prueba reacciona ávidamente al acelerador. ¡El que no sabe controlar su embrague, arranca como cohete! No solamente en la ciudad sino también en la carretera este Focus especial rinde excepcionalmente. Es más: el coche te incita a un estilo de conducir deportivo. El que no presta atención, excede como si nada la velocidad máxima con 10 ó 20 km/h.

Como es de costumbre en Ford, la estabilidad es sublime. La dirección no es demasiado ligera, tampoco demasiado pesada o muy directa. El chasis no es muy duro ni muy suave, pero nuevamente exactamente como queremos.

Ford Focus Wagon

Debido a lo anterior, el coche se deja dirigir con bastante exactitud y el conductor siente automáticamente los límites de las capacidades. De pronto aparece una sonrisa en la cara del conductor de prueba: ¡gracias al motor que es más liviano este Focus conduce aún mejor que lo acostumbrado!

Que quede claro: Ford cumple su promesa. El que no sabe, pensará que está manejando un Focus ordinario, sino quizás una versión deportiva..

Tres cilindros

Pero efectivamente hay un motor muy especial debajo del capó. Hasta el momento Ford vendió el Focus con un motor de cuatro cilindros y un contenido de 1,6 litros. Dependiendo de la versión, este motor generaba 105 o 125 CV. Aquí este motor ha sido cambiado por un ejemplar de tres cilindros y una cilindrada de apenas un litro. Tales motores generalmente se encuentra en pequeños cochecitos urbanos, no en uno de tamaño medio como el Focus.

Ford Focus Wagon

Sin embargo, gracias a la asistencia de un turbo este motor pequeño rinde 100 o 25 caballos de fuerza (dependiendo de la versión). En comparación con el 'antiguo' motor 1.6, el máximo par está disponible dentro de una gama de revoluciones más grande. Por lo tanto este motor tiene más flexibilidad en la mayoría de los casos.

Ford Focus Wagon

Uno puede andar fácilmente entre 1.500 y 2.000 revoluciones. La mecánica no muestra ninguna queja: hay motores a diésel que ya protestan con estas revoluciones. La famosa 'demora de respuesta' (falta de potencia hasta que el turbo comienza a funcionar) no ocurre en el motor "EcoBoost".

En breve: este pequeño motor no es inferior en ningún aspecto al motor más grande al cual reemplaza. . Todavía hay un motivo más porque otras marcas no han construido coches relativamente grandes con motores de tres cilindros. Por el número impar de cilindros, el motor de tres cilindros generalmente corre un poco inquieto y eso pueda resultar en vibraciones en todo el coche.

En un coche urbano eso es aceptable, pero no en un coche de lujo como el Focus. Ford encontró una solución inteligente para este problema. Crearon un intencional desequilibrio en otras partes del motor como el volante de inercia y la polea de distribución. Así son compensadas las vibraciones sin necesidad de partes extra pesadas y caras.

Ford Focus Wagon

El sonido característico redoblando del motor de tres cilindros es efectivamente contrarrestado. En todas las circunstancias el motor "1.0 EcoBoost" es silencioso. Con el acelerador a fondo no se escucha un redoble, sino un zumbido deportivo.

Consumo

La tecnología especial ha sido comprobada: lo único notable es que este Ford conduce mejor que un Focus normal. El objetivo sin embargo, es de realizar un consumo más bajo. Un motor de tres cilindros tiene tres grandes ventajas: el coche es más económico por la reducción de peso, la cantidad aminorada de partes movibles causa menos fricción interna, y el tamaño reducido hace que el motor llegue más rápido a su temperatura óptima.

Ford Focus Wagon

Para esta prueba conducimos tanto el "1.0 EcoBoost" de 100 CV como el de 125 CV. Teóricamente la variante de 100 CV es la más económica. Un recorrido con autopistas, carreteras provinciales y trayecto urbano costó según el ordenador 6.4 litros por 100 kms. Esto es considerablemente más elevado que la indicación de Ford de 4.9 litros por 100 kms. Un portavoz de Ford indicó que el coche de prueba no fue rodado de forma adecuada.

La versión de 125 CV sí fue rodada y rindió notablemente mejor. Además, esta versión tiene caja de seis marchas, que permite usar la potencia más eficazmente en todas las circunstancias. También es por esto que el consumo salió más bajo: 5.4 litros por 100 kms. ¡Comparable con el consumo de coches urbanos mucho más pequeños y lentos!

Ford Focus Wagon

Conclusión

¿Logró Ford bajar el consumo del Focus sin bajar su rendimiento o confort? Sí, sin duda alguna. El motor de tres cilindros "1.0 EcoBoost" rinde igual o mejor que el 1.6 de cuatro cilindros que reemplazó.

Dependiendo de la versión elegida el "1.0 EcoBoost" rinde 100 ó 125 CV. La diferencia entre ambas es grande. La de 100 CV rinde bien y es más o menos tan ecológica como coches supereconómicos de otras marcas (que emplean tecnologías completamente diferentes).

La versión de 125 CV es teóricamente menos económica. En la práctica la versión más fuerte da considerablemente más placer y además consume menos.

plus
  • Estabilidad sublime
  • Buen rendimiento, bajo consumo
  • Técnica moderna y útil
min
  • Cabeceras traseras demasiado bajas