22 abril 2012
Renault Twizy

Renault Twizy

Chocante

Prueba | Twizy significa "Twin Seat Easy" (Asientos Gemelos Fáciles). Y eso es lo único que queda claro de este vehículo asombroso. Después de que Renault presentara una berlina eléctrica y un furgón eléctrico el Twizy llega a ser un enigma. Es un coche? Una moto cubierta? Un scooter eléctrico? Autozine lo investigó en la soleada isla de Ibiza.
 

El Twizy puede ser lo que sea, pero después de subir queda inmediatamente en claro que no es un coche. El Twizy es más corto que un Smart ForTwo y apenas más ancho que una moto. El Twizy sí tiene puertas aleatorias pero no tiene ventanillas laterales. Este vehículo (por falta de una mejor descripción) lógicamente no puede ser cerrado.

Los dos ocupantes están el uno detrás del otro, como en una moto. El asiento delantero sí se puede recorrer pero no se puede ajustar el respaldo. Para entrar atrás el pasajero necesita bastante flexibilidad ya que sus piernas quedan al costado del asiento delantero. Incluso personas muy largas pueden entrar atrás, pero el hecho de ser pasajero en el Twizy dá una nueva dimensión al término 'claustrofobia'.

Renault Twizy

El Twizy no tiene un maletero, pero sí tiene una casilla que no se puede cerrar con llave detrás del asiento trasero. En la práctica el asiento trasero sirvió de lugar para equipaje. El Twizy tiene dos pequeñas guanteras en el salpicadero, de las cuales uno tiene cerradura y una conexión para 12 voltios.

No crea que el Twizy es pequeño y 'por lo tanto' peligroso. Durante la introducción, un Twizy fue chocado de atrás. Debido a que las ruedas sobrepujan de la carrocería, ellas sirven de parachoques. El colega periodista salió ileso! Los cinturones de seguridad de cuatro puntos (!) y la bolsa de aire aportan a la seguridad.

Renault Twizy

Equipamiento

El salpicadero es muy elemental, pero no deja de ser de muy elegante diseño. El botón principal en el salpicadero sirve para indicar si el Twizy anda adelante o atrás. El limpiaparabrisas (singular), los intermitentes, la bocina y el ordenador son manejados con manillas en el volante. Ya que el Twizy no tiene vidrios laterales, es inútil la calefacción o el aire acondicionado. Entonces simplemente no los hay.

A pesar de que Renault ha provisto de altoparlantes (en el techo) no hay campo para una radio tradicional. En lugar de eso es posible alimentar música vía Bluetooth. El conductor tiene que preocuparse de llevar una tableta o un teléfono inteligente para tener radio vía Internet o música vía MP3.

Renault Twizy

Filosofía

Existe una idea detrás de esta configuración minimalista: los vehículos eléctricos son caros y tienen una autonomía limitada. Manteniendo el vehículo pequeño y ligero, ambos problemas quedan resueltos.

Cuando sólo se mira el tamaño, el Twizy es muy costoso por metro de largo. En comparación con coches eléctricos tradicionales, el Twizy no cuesta ni la mitad.!

Renault Twizy

El Twizy es fabricado en dos variantes: modelo "45" tiene una velocidad máxima de 45 km por hora y se lo puede conducir sin necesidad de tener licencia. En España puede ser conducido a partir de los 15 años con la licencia de ciclomotor. El modelo que mostramos aquí tiene una velocidad máxima de 80 km/h y requiere una licencia de conducir regular.

Recargar y conducir

El Twizy es recargado en un enchufe común y corriente. No tiene una función para cargamiento rápido. Durante el cargamiento se puede observar en el tablero central el porcentaje de energía en las baterías.

Renault Twizy

Teóricamente el Twizy tiene suficiente energía después de 3.5 horas para recorrer 100 kilómetros. En la montañosa Ibiza, donde hacía calor, el Twizy recorrió 75 km con una batería llena.

Renault Twizy

El Twizy no conduce en absoluto como un coche eléctrico. Los coches electrícos plenos impresionan al conductor con kilovatios y metros Newton. Por eso aceleran con una facilidad que pone celosa a una limusina de doce cilindros. En cambio el Twizy tiene un modesto motor eléctrico de 13 kW / 57 Nm y tracción trasera. Con eso el Twizy recibe máximos beneficios fiscales. Por ejemplo, en Holanda los empresarios pagan menos que un tercio del precio de catálogo. Todo esto mantiene de precio razonable a este peculiar Reanult.

El rendimiento del Twizy es teóricamente comparable con un scooter promedio. Gracias a la construcción abierta las sensaciones son completamente diferentes a la sensación de manejar un coche tradicional. El Twizy parece ser mucho mas rápido de lo que en realidad es, porque el conductor siente, escucha e incluso huele lo que realiza la mecánica. La sensación y el grado de alegría es elevado. Se llega fácilmente a la velocidad máxima prometida de 80 km/h e incluso se sobrepasa!

Renault Twizy

El motor eléctrico es claramente escuchado, y entonces tenemos el primer 'coche' eléctrico que es más silencioso por fuera que por dentro. Por la falta de ventanas laterales el soplar del viento es comparable a cuando uno anda en convertible.

Comportamiento en camino

El Twizy no tiene dirección hidráulica o freno asistido. Por lo tanto no tiene ABS o ESP. La sensibilidad en el pedal de freno es mínima. Energía cinética es convertida en electricidad cuando uno suelta el acelerador y entonces el coche se detiene bruscamente. Cuesta un poco acostumbrarse pero al final el Twizy frena excelentemente.

Renault Twizy

Dirección hidráulica sería completamente superflua en un vehículo de este tamaño y limitaría su independencia. Además sería un obstáculo para la alegría que brinda este vehículo al por mayor.

La alegría de conducirlo no proviene de la adherencia al asfalto. Es buena, pero no tan buena como la apariencia hace sospechar. Estimulado por la apariencia deportiva y el volante directo entré con demasiado entusiasmo a la primera curva del circuíto de la prueba: el Twizy siguió en línea recta. Se debe tener cuidado en rompe-muelles o carreteras malas porque la suspensión del Twizy es dura como un clavo.

Renault Twizy

Donde sobresale el Twizy es en versatilidad. El diámetro de giro es pequeño y gracias al tamaño mínimo el Twizy pasa por doquier. La tentación de conducirlo por la acera es grande. En la ciudad el Twizy es demasiado rápido y concede el placer de correr en moto a un obstinado periodista de automóviles.

Conclusión

¿Qué es el Renault Twizy? Es un pequeño vehículo eléctrico que gracias a su configuración sencilla lleva el transporte eléctrico al alcance de un gran grupo de personas. El Twizy no ofrece el confort de un coche, pero es mucho más (y mucho más seguro) que un scooter.

La configuración elemental es a la vez el lado fuerte y débil del Twizy. No es posible cerrar con llave y por lo que no tiene ventanas laterales no sirve para tiempo malo. Aún así, sigue siendo atractivo porque este Renault peculiar es un rompe corazones de primera categoría. El diseño atrevido y la tracción eléctrica convierten el Twizy en irresistible y muy simpático. Solamente la clase de personas que patean cachorritos y mata focas a garrotazos es capaz de condenar al Twizy. El Twizy será lo que sea, pero sí es una cosita muy rica.

plus
  • Mucho placer
  • Extremadamente maniobrable
  • Lleva el conducir con coche electrónico al alcance de mucha gente
min
  • No se puede cerrar
  • No es ajustable el respaldo de la silla delantera
  • Componentes plásticos en el interior son rayados fácilmente